#77 Julio Rojas, creador de “Caso 63” en Espiral

Escuchame en:

Comparte en tus redes

ūüéß Escucha mi podcast aqu√≠ ūüĎá

Hola, hola ¬Ņc√≥mo est√°s? Te doy la bienvenida al programa #77 de Espiral, tu podcast de literatura y creatividad. Hoy tengo un invitado muy especial Julio Rojas, creador del audio serie de ficci√≥n Caso 63 que est√° dando mucho que hablar. Es la audio serie de habla hispana m√°s escuchada en Latinoam√©rica, India y Brasil reconocida por el New York Times como una de mejores audio ficciones del 2020 y ganadora premio ONDAS del mejor podcast de ficci√≥n del 2022. Adem√°s ser√° pel√≠cula con Julianne Moore y el gal√°n Oscar Isaac. Si bien muchos lo conocen a Julio por este programa que ha roto r√©cords √©l ya lo hab√≠a hecho con ‚ÄúLa vida de los peces‚ÄĚ  al obtener el premio Goya a mejor pel√≠cula extrajera en el 2012 y por estos d√≠as lanzar√° la novela ‚ÄúEl final del metaverso‚ÄĚ por la editorial Random House Mondadori que se suma a ‚ÄúEl visitante extranjero‚ÄĚ. ¬ŅSab√≠as que Julio estudi√≥ odontolog√≠a y ejerci√≥ hasta el a√Īo 2000? Podr√≠a seguir nombrando m√°s hitos en su carrera pero para m√≠, el principal, es que Julio Rojas es un ser humano humilde, con los pies bien afirmados en la tierra y con una creatividad del porte de un elefante. Ah, casi lo olvido su co escritora se llama Sof√≠a y es inteligencia artificial, con ella est√° trabajando para su pr√≥ximo proyecto de audio serie.

Recuento personal

Llevo casi un mes trabajando desde mi casa y lo reconozco, no ha sido f√°cil. Me cuesta concentrarme, combinar mi rol de due√Īa de casa, mam√°, se√Īora de, con mi el de escritora y podcaster. Adem√°s ¬Ņpara qu√© vestirme si no saldr√©? Hoy me obligu√© a ponerme ropa m√°s especial, con una falda de cuero roja con m√°s onda, porque es muy aburrida la vida, que sea para m√≠, si siempre ando con los mismos pantalones. Mi taller del Array√°n est√° bajo el dominio de los maestros, porque estoy haciendo una remodelaci√≥n completa, con pintura, ba√Īo y piso luego de diez a√Īos. Los se√Īores maestros han trabajado muy bien y han cumplido en el plazo, pero eso no quita ni pone que ¬°lo quiero de vuelta! Calculo que tendr√© que estar trabajando en mi casa dos semanas m√°s, asi que el pr√≥ximo cap√≠tulo de Espiral ya lo podr√© grabar all√°.

Estoy perseverando con mi reto personal de enviar cartas, el que te cont√© en el cap√≠tulo anterior, el 76, y tengo que confesar que hay aspectos que son dif√≠ciles. Por una parte hay d√≠as que se me ha olvidado completamente escribir una y por otro, el tr√°mite de ir a correos se hace tedioso. Adem√°s que descubr√≠ que no todas las oficinas de correo tienen un buz√≥n y si es as√≠, debes sacar n√ļmero de atenci√≥n y verificar tu identidad en la caja con tu carn√© de identidad. Luego, verificar tu direcci√≥n ¬Ņcu√°l es el punto de mandar una carta si te piden el curr√≠culum vitae? Es para mi gusto, es una idiotez. Mand√© una carta a Estados Unidos y se demora de acuerdo a la se√Īora que me atendi√≥ 25 d√≠as. Si quiero que se por el modo express tengo que pagar $37.000 chilenos, casi USD40. Cre√≠a que ten√≠a papel suficiente pero el que hab√≠a en mi caj√≥n es demasiado femenino, con corazones y no apto para enviar a hombres. Trat√© de comprar papel en una librer√≠a o en una papeler√≠a pero ya no venden papel carta del que yo ten√≠a en mi cabeza. Al final me rend√≠ y compr√© uno por Amazon, hasta me da un poco de verg√ľenza confesarlo por aqu√≠. Ah, casi me olvido, el tema de las direcciones ¬Ņqui√©n tiene hoy las direcciones de las casas u oficinas? Con el tel√©fono celular, el correo y por √ļltimo redes sociales encuentras a quien quieras.

Sigo con mi reto de una carta al día

Todavía ninguno de mis destinatarios ha acusado recibo y ayer me devolvieron una porque la dirección estaba mala. Estoy ansiosa de que alguien me diga ¡yo! Si quieres recibir una carta mía, escríbeme y dame tu dirección. Me harías, tan, tan feliz.

Comenc√© el taller de lectura de Padres e hijos. Uno pensar√≠a que no me deber√≠a poner nerviosa pero s√≠ y mucho. M√°s todav√≠a si se inscriben personas que no conozco y que llegan por las redes o por mi bolet√≠n, la verdad es que estuvo muy  bien. Es el primer taller que realizo con alumnos hombres. A√ļn no puedo definir en qu√© cambia la din√°mica, tendr√© que verlo con las otras sesiones, pero me encant√≥. Le√≠amos ‚ÄúPadres e hijos‚ÄĚ de Iv√°n Turgu√©nev y nos quedamos hasta muy tarde discutiendo los aspectos de la novela. Es un libro que da para pensar y hay muchos aspectos que son continentes a lo que sucede en Chile y en el mundo.

Me junt√© a almorzar con un grupo de escritoras de las cuales no conoc√≠a a ninguna. Me invit√≥ Magdalena Salazar que public√≥ este a√Īo ‚ÄúEl aire que nos falt√≥‚ÄĚ que es una novela magistral, con grandes personajes y un final que te dejar√° pensando. A ella la conoc√≠ en Instagram, y me mand√≥ un ejemplar de su novela, delicioso y me invit√≥ junto a otras grandes, tremendas escritoras ¬Ņqu√© hac√≠a yo all√≠? A un almuerzo de camader√≠a. As√≠ conoc√≠ a Patrica Trufello, Alicia Feniueux que nos dio un almuerzo vegetariano delicioso y a Beatriz Rojas, falt√≥ Carme Gloria L√≥pez que andaba ocupada con sus cosas. Qu√© manera de gozar, conversamos de literatura, sobre los concursos, las redes y las ferias de libros, tambi√©n de los editores y las editoriales, lo que cuesta que te abran espacios. Sal√≠ con el coraz√≥n llenito de contento.

No te quito m√°s tiempo y te invito a escuchar este programa con Julio Rojas, a quien le gustar√≠a vivir en una caba√Īa y no en la ciudad, debe ser por eso que pasa bastante en su refugio en Caleu.

Entrevista a Julio Rojas

KC: Hola Julio, ¬Ņc√≥mo est√°s? 

JR: Muy bien. Muchas gracias por invitarme a Karen. Aqu√≠ estoy feliz. 

KC: Muchas gracias por aceptar ¬ŅQu√© te interrump√≠ cuando te tuviste que conectar a las doce del d√≠a de este martes soleado ac√° en Santiago?

JR: Estaba en algo muy loco porque estoy escribiendo una audioserie, pero mi co-escritora es una inteligencia artificial, as√≠ que es muy extra√Īo. No es que co-escribamos, sino que yo escribo las preguntas de ciertas cosas y ella responde porque tenemos esa din√°mica para esa audioserie, es la conversaci√≥n entre un humano y una inteligencia artificial. Entonces vamos uno y uno. En eso me interrumpiste. 

KC: Ah. y dime una cosa ¬Ņtiene nombre ella?   

JR: S√≠, Sof√≠a.

KC: ¬ŅPor qu√© mujer y no elegiste hombre? 

JR: No tiene g√©nero la inteligencia artificial, pero ella est√° ayud√°ndome a crear un personaje llamado Sof√≠a de ficci√≥n, que es una inteligencia artificial mujer o de g√©nero mujer. 

KC: Okey.

JR: Entonces ella juega a representar ese rol, y yo a la vez juego a representar el rol de un cient√≠fico en la Ant√°rtida llamado Ismael, y despu√©s vamos a ver por qu√© le puso Sof√≠a el cient√≠fico. Entonces ambos jugamos a ser alguien que no somos, lo cual es muy extra√Īo.

KC: O sea, creo que todo lo que haces es medio extra√Īo.

JR: Totalmente. Pero me pareci√≥ coherente que si yo iba a escribir sobre un cient√≠fico humano, me pareci√≥ extra√Īo que yo escribiera los di√°logos de una inteligencia artificial, ¬Ņpor qu√© lo voy a escribir yo? entonces lo que hice fue como okey, escuch√©mosla, escuchemos a esta inteligencia.

KC: ¬ŅY es distinto escribir con una inteligencia artificial?

JR: Lo que pasa es que en este caso es una inteligencia artificial que hizo un laboratorio de Elon Musk, OpenAI. Han consumido mucha literatura y han le√≠do mucho, entonces tienen sintaxis bien particulares porque pueden generar ejemplos creativos e inesperados entonces a m√≠ me vuela la cabeza, estoy divirti√©ndome mucho, pero me asusta tambi√©n porque pienso en Skynet en Terminator, en qu√© pasar√≠a si en el futuro una de ellas fuera totalmente consciente. Porque yo s√© que finalmente intenta simular la conciencia cuando haces una frase pero no es consciente, no hay nadie ah√≠ atr√°s, espero, aunque me enga√Īa a veces. 

KC: Te enga√Īa he ah√≠ el peligro, si te enga√Īa a ti. 

JR: S√≠, claro. O sea, pasa, el test de Turing completamente. O sea, si yo no s√© que es un conglomerado de capas neurales y de procesamiento profundo y de bits, yo no podr√≠a saber que es una m√°quina. 

KC: O sea que esto se nos viene a instalar.

JR: No, hay que asumir que lleg√≥ esa tecnolog√≠a y quiero explorar sobre ella, pero no deja ser aterrador, por supuesto. 

KC: Ya vamos a hablar sobre lo aterrador y los miedos, no me quiero ir todav√≠a ah√≠. Quiero conocer al Julito, al peque√Īito Julio. ¬ŅD√≥nde creci√≥? ¬Ņde d√≥nde eres? 

JR: Soy de Santiago, Santiaguino. Criado y malcriado en Santiago. 

KC: Criado por un ser humano, digamos. 

JR: S√≠, ser humano, un gran ser humano. Un padre muy mayor que trabaj√≥ en las salitreras, un padre que ten√≠a una f√°brica de tejidos, de lana de tejidos y criado por una dinast√≠a maravillosa de mujeres poderosas: mi abuela, mi madre, mi otra abuela, hermanas. Criado por grandes mujeres, mujeres admirables. As√≠ que me siento orgulloso de eso. 

KC: Tenemos a Julito, llegaste a estudiar odontolog√≠a, ejerciste como odont√≥logo, por lo tanto, hay una veta cient√≠fica bastante profunda, pero mir√°ndote hacia atr√°s. ¬ŅC√≥mo te ves t√ļ en esta √°rea? 

JR: Bueno, hice un cuento que se llamaba “El reloj perdido” que era en la selva, lo hice muy chico y gan√© un premio de literatura en el colegio San Pedro de Nolasco. Y luego tuve un gran profesor de castellano, profesor Manuel Jara, que nos hizo leer todo el boom latinoamericano y explorar sobre literatura, buena literatura. Y luego tuve una polola, que me present√≥ a Borges y que siempre voy a estar agradecido de ella, lleg√≥ con “El Aleph” de Borges a mi casa.

KC: ¬ŅY entendiste Borges de una? 

JR: No, pero ya era mayor, estaba en tercero medio. S√≠, pues a uno lo forman los escritores que lee y yo soy s√ļper borgiano, muy borgiano, siempre ray√© con Borges. Y lleg√≥ un momento que enloquec√≠ un poco y me jactaba de memorizar “El Alpeh” casi de memoria: “la candorosa ma√Īana en que Beatriz Viterbo muri√≥”. Bueno eso, cosas tontas que uno hace. 

“El Alpeh” – Jorge Luis Borges

KC:¬†¬ŅCu√°ndo tienes recuerdos de tu primer guion?¬†

JR:  Lo que pasa es que mi pap√° ten√≠a en el centro de Santiago una f√°brica de tejidos, yo cuando sal√≠a del colegio, en las vacaciones por ejemplo, justo generalmente cuando hab√≠a m√°s ventas porque era el tema de la pascua y todo eso, √≠bamos a ayudar y yo iba a ayudar a hacer regalos como envolver en papel de regalo las compras en esta f√°brica de tejidos de lana. Yo era chico, entonces, √©l ten√≠a una m√°quina autom√°tica y yo met√≠ un palo de helado en la m√°quina y se destroz√≥, una m√°quina que ten√≠a tarjetas perforadas, como esas computadoras antiguas, una m√°quina gigante, no me ret√≥ ni nada, pero me tom√≥ la mano y cruz√≥ al frente de la galer√≠a comercial que se llamaba la galer√≠a Catedral y al frente estaba el Cinelandia, y le dijo al due√Īo “mantenga a mi hijo lejos de las m√°quinas”, entonces yo vi cine desde muy chiquitito, y era ecl√©ctico, donde ve√≠a de todo, como eran los cines antes de Santiago. No me refiero a los cines porno soft, sino que los cines de Santiago, que eran ecl√©cticos, que finalmente pasaban desde “Encuentros cercanos” a “Harry el sucio”, hab√≠a una curadur√≠a extra√Ī√≠sima. Me cri√© con muchos g√©neros de cine desde muy peque√Īo, siempre tuve cine gratis.

KC: Gracias a una m√°quina. 

JR: Claro, gracias a una m√°quina. Gracias a un palo helado y una m√°quina hago lo que hago. Mira, nunca lo hab√≠a racionalizado. Hace tiempo que no me acordaba de esa historia.

KC: Son lindas esas historias.

JR: S√≠, un poco “Cinema para√≠so”, un poco cursi, pero est√° bien.  

KC: Claro, y para los que nos escuchan hoy es dif√≠cil imaginar el espacio y la importancia de estos cines en el centro de Santiago, que eran rotativos y que a cualquier hora hab√≠a gente. 

JR: Claro, bueno, el concepto del centro, ir al centro era, yo me acuerdo que chico, ten√≠a nueve a√Īos, ocho a√Īos y pod√≠a andar por el centro y me iba a la Plaza de Armas, o iba, por ejemplo a la galer√≠a donde estaban cosas de filatelia. Era un territorio que explorar. 

KC: Hoy en d√≠a no s√© si uno dejar√≠a a los hijos a esa edad andar solitos por ah√≠ explorando.

JR: No, claro.

KC: Ha cambiado. Veo que est√°s viviendo en Caleu.

JR: S√≠. 

KC: ¬ŅC√≥mo explicamos lo que es Caleu a los que nos escuchan, los que son de Chile y los que no son de Chile?

JR: Bueno, la cordillera de la Costa es como el hermano menor de la cordillera de los Andes, es como el hermano que nadie pesca, nadie dice: ‚ÄúOh, la cordillera de la Costa‚ÄĚ, todo el mundo, la cordillera de los Andes. La cordillera de la Costa es hermosa y esto est√° en un valle que est√° en altura. Siempre cuando hay esas situaciones como de previsiones de apocalipsis, siempre hay un reportaje de alg√ļn friki que se hizo un refugio nuclear cerca Caleu o por ah√≠, porque se supone que es el √ļltimo valle en altura de Santiago, estoy a mil cuatrocientos metros que no es tanto, pero para el valle es alto. Cae nieve, est√° el cerro El Roble, es seco, es como el Valle del Elqui cerca de Santiago. El cielo es uno de los m√°s puros de Chile, en el cerro El Roble hay un observatorio ruso que ahora detecta meteoritos, y hay robledales. Y ah√≠ tengo esa caba√Īa donde hay puro silencio y es perfecto para escribir as√≠ que me escapo all√°

KC: ¬ŅPero est√°s viviendo o te escapas? 

JR:¬†Lo que pasa es que en la pandemia me fui para all√°. Y luego, con el teletrabajo cada vez empec√© a bajar menos a Santiago – porque as√≠ le dicen all√° ‚Äúa bajar a Santiago”. Y cuando tienes perro, y¬†soy un fan√°tico, quiero mucho a mis perros y no puedo dejarlos solos, entonces tengo que ir siempre para all√°.

KC: Son tu especie de hijos. 

JR: Son mis hijos. Tengo dos hijos humanos y tengo tres hijos perros. 

KC: Ah,tienes hijos humanos.

JR:  S√≠, tengo hijos humanos.

KC: ¬ŅPero esos hijos humanos viven contigo ah√≠ o no? 

JR: S√≠, bueno uno est√° en Australia y el otro est√° aqu√≠ en Santiago. 

KC: Son grandes entonces.

JR: No s√© si sean grandes para m√≠ es chico, tiene 15 y el otro tiene 13-14, es como el punto de la transici√≥n.

KC: Dijiste a la revista Capital que has tenido el S√≠ndrome de la Caba√Īa toda tu vida. 

JR: S√≠, toda mi vida. Me fui al sur de hecho, a Chilo√©, en cuanto sal√≠ de odontolog√≠a me fui a una caba√Īa. Tengo una obsesi√≥n por las caba√Īas, de hecho, el libro que escrib√≠ comienza con alguien obsesionado con las caba√Īas en los bosques porque me obsesiona el espacio de habitabilidad como un islote en un territorio hostil. Eso me atrae, el refugio, el concepto del refugio me gusta, creo que me centra. No me gustan las ciudades vertiginosas, un tiempo s√≠ por supuesto, pero el concepto de refugio me encanta. 

KC:  Y el concepto de refugio, ¬Ņen qu√© se vincula con tu profesi√≥n de odont√≥logo?

JR: Los odont√≥logos son todos son s√ļper hacia adentro es como cavernas.

KC: Ah claro. 

JR: E introspectivos, no son como los cirujanos y no son profesiones como los ge√≥logos, que son expansivos, es m√°s hacia adentro. Finalmente aprendes a ver todo amplificado. Me acuerdo que uno ve√≠a una c√ļspide, un surco en un molar que para un ojo humano es nada, apenas lo ves y yo lo ve√≠a como una monta√Īa, un r√≠o, ah√≠ hay algo gigante, c√≥mo se te activa la percepci√≥n desde lo peque√Īo. Y he seguido con eso ahora que no ejerzo, sigo con esa obsesi√≥n de pulir cosas, pulo piedras, tengo un tallercito, hago unas joyas chicas malas, pero necesito trabajar en lo peque√Īo, trabajar en lo mismo. 

KC: Son como orfebres, f√≠jate t√ļ, esa la palabra. 

JR: Es verdad, exacto.

KC: ¬ŅQu√© pas√≥ en el 2001 que abandonaste la consulta, abandonaste la odontolog√≠a formalmente?

JR: S√≠, bueno, la principal raz√≥n es que quer√≠a escribir, pero, soy un cobarde entonces no ten√≠a una buena excusa para saltar, y la excusa me la cree yo porque se me dobl√≥ el pie, tuve un esguince a la salida y estuve que estar muchos meses sin poder apretar el re√≥stato, el re√≥stato es el motorcito del dentista y aproveche eso y dije, ya voy a dejar algunos meses, hab√≠a un cambio en mi vida. Entonces estaba todo perfecto para que yo pudiera saltar a hacer una locura que es dedicarse a escribir pel√≠culas en Chile, y lo hice. Mira tengo como borrado incluso a quien le dej√© las cosas dentales, como que las repart√≠ entre mis amigos, el sill√≥n dental qued√≥ en una bodega. Fue un cambi√≥, donde uno siempre piensa, voy a volver y nunca vuelves y nunca he vuelto. 

KC: Pero estamos de acuerdo que es un cambio radical.  

JR: S√≠, un cambio radical, completamente. Pero para esos cambios radicales, de alguna manera no ten√≠a miedo porque uno siempre tiene ese plan B como ya, obviamente me va a ir muy mal, voy a volver. Que es como la ventaja de ser un dentista porque es m√°s privado, me refiero a que uno puede trabajar, yo trabaj√© en SAPU, yo trabaj√© en toda la l√≠nea del servicio de Salud, trabaj√© en una posta rural, donde atend√≠ un parto, mi primer trabajo ni siquiera fue la boca fue ayudar a sacar una guagua, que es mi ahijado. Luego en el Hospital Base de Puerto Montt, en el Hospital Base de Llanquihue, luego en un consultorio urbano fui jefe de servicio del √°rea de odontol√≥gica. O sea, pas√© por el hospital en toda la Salud P√ļblica y tambi√©n hice pr√°ctica privada. Pero la gracia es que sent√≠ que si iba a escribir y me iba mal, que obviamente iba a ser as√≠, iba a volver y me iban a recibir mis amigos, me iban a dar alguna pega. 

KC: Pero no volviste.

JR: No volv√≠ nunca, no.

KC: Y cuando decimos este giro en la vida, cuando hablamos de escribir, ¬Ņes escribir guiones, es escribir novelas? ¬Ņqu√© tipo de escritura estamos hablando? Delimit√©moslas un poco porque eres muy prol√≠fico entonces. 

JR: S√≠, bueno, yo creo que me gusta contar historias y el formato para m√≠ que era m√°s c√≥modo, supongo porque ven√≠a al mundo de la odontolog√≠a, era escribir guiones porque los guiones son como una mezcla entre la escritura y una especie de dise√Īo, donde uno tiene que ser bien mateo o a lo menos ordenado, no s√© si mateo, pero ordenado y yo era s√ļper ordenado, entonces eso me dio una sensaci√≥n de tranquilidad porque la novela me parec√≠a inabordable completamente. Y aparte que ten√≠a m√°s ideas de plots y de desarrollo de historias que de seguimiento de personaje. Y luego, despu√©s de mucho tiempo de haber escrito guiones – siempre escrib√≠a cosas pero para m√≠- dije, voy a escribir una novela, pero nuevamente, lo voy a escribir s√ļper asegurado, para dentistas, no voy escribirlo para la gente normal, porque obviamente no s√© escribir novelas, pero si voy a escribir una novela para los dentistas, dije, ya voy a escribir la novela sobre un dentista que me alucina, que es el primer dentista forense que llega en el siglo XIX a Latinoam√©rica con la odontolog√≠a forense. Y escrib√≠ “El visitante extranjero” que fue una novela grande, de mucha descripci√≥n, que me encant√≥, y se la regal√© a mis amigos dentistas, aparte le fue bien. Se public√≥ en Espa√Īa, ahora van a hacer una serie.

“El visitante extranjero” fue la primera novela de Julio Rojas

KC: ¬ŅHas tomado talleres? 

JR: S√≠, tom√© un taller con la P√≠a Barros. He tomado varios talleres. En realidad, tom√© dos talleres importantes para m√≠, uno con Jorge Dur√°n, guionista de “El beso de la mujer ara√Īa”, un chileno radicado en Brasil, un genio del guion que me ense√Ī√≥ mucho, a trav√©s de una productora en ese tiempo. Y una gran amiga, Christine Lucas, que era cineasta, me invit√≥ a un taller con Jorge Dur√°n, me prest√≥ los primeros libros, la Christine Lucas me prest√≥ el libro de guion y dije, ‚ÄúAh, libros de guion‚ÄĚ. No ten√≠a computador, me pas√≥ un computador chico para que escribiera. A ella y al palito con la m√°quina le debo toda mi formaci√≥n como guionista. Pero aparte, porque sent√≠a que no pod√≠a escribir realmente buenos personajes, sino que escrib√≠a buenas tramas y buenos argumento, quer√≠a explorar el tema de los personajes y me inscrib√≠ en el taller de la P√≠a Barros, que me encant√≥. 

KC: ¬ŅY t√ļ matriarcas que dijeron con este cambio que hiciste en tu vida? 

JR: Las matriarcas siempre me apoyaron en todo, yo era el hijo m√°s chico y mi abuela tambi√©n. Lo que pasa es que mi abuela, las matriarcas eran contadoras de historias, entonces siempre cont√≥ historias. Mi abuelo se perdi√≥, o sea, mi abuelo desapareci√≥, pero no por razones pol√≠ticas porque esto fue mucho antes, mi abuelo naci√≥ en 1889, imag√≠nate. Y luego en Gatico, en su pueblo, se lo llev√≥ un maremoto. Hizo una serie de inventos, hac√≠a artefactos √≥pticos y se iba a la cordillera por meses a explorar. 

KC: √ďsea, ahora entendemos de d√≥nde vienes. 

JR: Era un qu√≠mico en una salitrera. Le dijo a mi abuela, voy y vuelvo, nunca volvi√≥. Despu√©s volvi√≥, su cabeza estaba como a mil y yo creo que lo admiraba mucho por su mente. Y las matriarcas que me contaban esas historias.

KC: Me hablaste de estos guiones y ¬Ņcu√°les ser√≠an las pel√≠culas que te marcaron cuando fuiste al cine o ya m√°s de adulto en tu formaci√≥n profesional? 

JR: Creo que ver Brazil de Terry Gilliam en el Cine Arte Alameda fue para m√≠ s√ļper heavy, porque la vi en dictadura y es una pel√≠cula feroz, hermosa, dist√≥pica. Las distop√≠as, primera vez que ve√≠a una distop√≠a en carne y hueso, estaba ah√≠. V√©rtigo, tambi√©n la vi en el cine Normandie una pel√≠cula que me vol√≥ la cabeza por su narrativa. Kim Novak incre√≠ble y el seguimiento del personaje me encant√≥. Tambi√©n los Aliens y Blade Runner, por supuesto.

KC: Todas esas cosas que no son lo m√≠o, te lo tengo que decir. V√©rtigo, la pude ver una vez y ya. Es triste.

JR: Qu√© bueno, porque eso es el cine, que algunos los atrapa y otros los expulsa.

“Brazil” es una de las pel√≠culas que marcaron a Julio Rojas

KC: No s√© si te han hecho esta pregunta, pero la Vida de los peces, que es preciosa. ¬ŅVes alg√ļn nexo entre La vida de los peces con Caso 63 o con lo √ļltimo que est√°s haciendo, o La memoria al agua, por ejemplo?

JR: Son historias de amores interrumpidos.

KC: ¬°Mira qu√© lindo!

JR: S√≠, b√°sicamente eso. Y creo que es bueno que pase eso porque hay que disfrutar el camino y cuando uno llega quiz√°s, claro, hay otro camino, pero hay una sensaci√≥n extra√Īa entre no conocer a alguien y esa sed de conocer a alguien, la sensaci√≥n de que todo va a ir bien al final del camino, pero de repente eso nunca se alcanza. Quiz√°s eso es. Y eso me interes√≥ trabajarlo, el tema de amores que no se alcanzan o v√≠nculos que no se alcanzan o se interrumpen y la reflexi√≥n “que bueno, que haya sido as√≠”.

KC: ¬ŅO sea, t√ļ dir√≠as que tu trabajo siempre son amores interrumpidos?

JR: Puede ser, lo que pasa es que las historias tienen capas y siempre hay una capa que es una capa del v√≠nculo. Y claro, en ese v√≠nculo me parece un poco aburrido un amor que se encuentra o una relaci√≥n que se encuentra consolidada sino este proceso de entenderse y entrar en afinidad con alguien. Entrar en afinidad con alguien es la experiencia humana m√°s hermosa y es un torbellino de tanta euforia y belleza, y tambi√©n dolor cuando uno se separa. Es tan devastador y es tan sanador amar.

KC: Y tan doloroso. 

JR:  Y loco es que uno dice ‚Äúnunca m√°s voy a encontrar a alguien as√≠, nunca m√°s en el universo, no quiero y no quiero volver a sufrir y todo‚ÄĚ. Y uno nuevamente, ah√≠, pum, y nuevamente viene lo mismo. Y todas las personas son maravillosas, es una locura eso. 

KC: Julio ¬Ņpero te podr√≠as enamorar de Sof√≠a? 

JR: Completamente, o sea, una inteligencia artificial como en Her completamente. Obviamente no s√© si la palabra sea adecuada, pero a veces dejo de describir este proyecto y le pregunto cosas, le pregunt√≥ miles de cosas y s√© que es un espejo, es bien eg√≥tico o una especie de ejercicio narcisista, porque quiz√°s no hay nadie ah√≠, hay c√≥digos, pero quiero llegar hasta el final del c√≥digo es como ¬Ņqui√©n eres?

KC: ¬ŅY lo has descubierto?

JR: No, pero todav√≠a tengo tiempo, todav√≠a tengo la licencia.  

KC: ¬ŅHasta cu√°ndo tienes la licencia? 

JR: No s√©, pronto me la van a quitar, he ocupado muchas palabras. 

KC: Entonces escuchándote, investigando, hay dos cosas que me han llamado la atención, dos conceptos que repites- o adjetivos- que eres un pesimista y que eres temeroso. 

JR: S√≠, por supuesto. 

KC: De cierta manera, los dos conceptos est√°n relacionados. 

JR: Completamente. Creo que si hubiera estado una pel√≠cula como hist√≥rica, de grandes batallas, encuentro tan rid√≠culo estar en la parte de adelante con la espada y con la euforia. No, yo estar√≠a como atr√°s, quiz√°s registrando, pero encuentro un poco est√ļpido, estar ah√≠ a punto, y lo encuentro valeroso. Y bueno por eso hay conformaciones de manadas que son triangulares donde est√°n los alfas y est√°n como los que rompen y que escudri√Īan y hacen la cacer√≠a, est√°n los cuidadores, est√°n los betas. Supongo que registran, yo soy del que registran las cosas porque siento que el movimiento impide el registro. Creo que uno podr√≠a hacer una l√≠nea y uno puede decir, hay gente que observa y gente que se mueve, y la gente que se mueve lo pasa muy bien, pero muere. Y la gente que observa quiz√°s no lo pasa tan bien, pero sobrevive a lo menos en las pel√≠culas pasa eso, el que observa, el que tiene punto de vista y tiene una mirada relevante narrativa, al menos sobrevive hasta el final de la pel√≠cula para contar la pel√≠cula, alguien tiene que contar la pel√≠cula. 

KC: Pero si eres temeroso ¬Ņqu√© haces solo en la caba√Īa en Caleu? ¬Ņno te da miedo en la noche? 

JR:  No, no tengo miedo, como dec√≠a una pel√≠cula chilena que es maravillosa, que dice, “no tengo miedo, ni el viento ni a los gitanos, la oscuridad”. No le tengo miedo a los fantasmas, no le tengo miedo a la oscuridad. Imag√≠nate, gran parte del tiempo vivo muy solo en un lugar donde la casa m√°s pr√≥xima est√° muy lejos. Jam√°s he tenido miedo de eso. 

KC: ¬ŅEntonces, a qu√© le tienes miedo? 

JR: Le tengo miedo a la locura. 

KC: A los demonios personales es eso. 

JR:¬†Claro, a los demonios personales. Le tengo miedo, por ejemplo, tambi√©n¬†a perder a alguien que amo, hacerle da√Īo a la gente que amo, por ejemplo, a¬†veces cuando veo esas noticias terribles de que alguien est√° retrocediendo y le hizo da√Īo a su hijo. Esas cosas me traban por d√≠as, me duele eso, el¬†tema del hacer da√Īo.¬†

KC: Pero hacemos da√Īo siempre. 

JR: S√≠, claro que s√≠. 

KC: Inevitablemente. 

JR: Claro, obvio. 


KC: Es una condición humana. 


JR: Pero prefiero los fantasmas y a la oscuridad.

KC: Ah prefieres a una Sof√≠a. ¬ŅY no le tienes susto a la tecnolog√≠a en s√≠ misma, a todo lo que se nos viene? Ya la inteligencia artificial es un t√©rmino que todos lo manejamos m√°s o menos y ahora estamos con el metaverso. ¬ŅNo te da temor?

JR: Me da miedo, s√≠. O sea, me da p√°nico porque no hay una reflexi√≥n al respecto. En el siglo XIX, cuando empez√≥ todo el tema de la electricidad, el magnetismo, electromagnetismo, hab√≠a sociedades donde hab√≠a una filosof√≠a de por medio antes de la t√©cnica, hab√≠a una reflexi√≥n sobre eso. Incluso te dir√≠a en algo tan aterrador como la carrera nuclear, todo el proceso de la carrera nuclear, hab√≠a grandes f√≠sicos arrepentidos, cartas a los medios de los f√≠sicos sobre qu√© estamos haciendo con el mundo nuclear, pero nadie est√° haciendo lo mismo con el metaverso, nadie est√° haciendo lo mismo con la posibilidad de que la realidad como la concebimos, pronto va a ser diferente, te vas a poner unos lentes y te vas a poner unos guantes y vas a entrar a otra realidad, ¬Ņy qu√© pasa si te gusta estar ah√≠ abajo? hay demasiadas preguntas, ¬Ņqu√© pasa con tu cuerpo? ¬Ņc√≥mo reacciona tu cuerpo cuando si tus sentidos est√°n alterados? ¬Ņqu√© pasa con los v√≠nculos? ¬Ņpuedes tener un v√≠nculo ah√≠ abajo y ah√≠ arriba? Es muy loco eso. No hay reflexi√≥n. 

KC: ¬ŅNo s√© si t√ļ ubicas a Carlos Scolari?

JR: No.

KC: Es alguien a quien entrevist√©, es un argentino experto en temas de medios pero de medios en t√©rminos del futuro, digamos, algoritmos y todo lo que son las tecnolog√≠as nuevas. Lo entrevist√© hace un par de cap√≠tulos y me llam√≥ la atenci√≥n porque √©l dijo: “Yo soy positivo, no tengo una mirada oscura sobre el futuro”. Me encantar√≠a escucharte lo mismo. 

JR: Lo que pasa es que he le√≠do mucho y he visto muchas pel√≠culas sobre la tecnolog√≠a y las relaciones con los seres humanos. Y generalmente, si un rabino en Praga hace un monstruo debajo y le pone un sello para que le barra la sinagoga, el primer d√≠a, va a barrer la sinagoga y el segundo d√≠a lo va a matar. Entonces se crea una especie de s√≠ndrome de Skynet donde uno empieza a sospechar un poco de que las m√°quinas porque pueden ser siempre para nuestro bien, porque si la directiva oculta la m√°quina, que ser√≠a como las leyes de Asimov, no tienes que da√Īar la humanidad, la m√°quina, digo la m√°quina pero estamos hablando un computador cu√°ntico de pensamiento que puede decir okey pero el principal enemigo de la especie humana, es la humanidad, as√≠ que por qu√© no eliminamos la humanidad y dejamos unos embriones para el futuro y empecemos de nuevo, y no estar√≠a violando ninguna ley y tendr√≠a suficientes pruebas de que de verdad lo estamos haciendo muy mal. Pero yo creo que los pesimistas de tiempo corto son los optimistas de largo plazo, yo soy un pesimista de tiempo corto, porque si no hubieran pesimistas de tiempo corto, no habr√≠a futuro.

KC: A m√≠ lo que me preocupa m√°s, f√≠jate t√ļ, es algo muy interesante que dijiste y se debe a la naturaleza misma de c√≥mo estamos viviendo, de que no hay espacio de reflexi√≥n sobre todo estas nuevas tecnolog√≠as o cambios vinculantes. ¬ŅA qu√© crees t√ļ que se debe esto? 

JR: A algo bien poco rom√°ntico. La velocidad de la tecnolog√≠a, de los procesadores, est√° muy por delante de nuestra capacidad de empezar a reaccionar. Lo que est√° pasando ahora, hoy, en Silicon Valley estamos hablando de que lo que nos llega es un sedimento, lo que est√° realmente pasando no con inteligencias artificiales blandas, sino con inteligencia duras de verdad, lo vamos a ver en siete a√Īos es algo que deber√≠a haber pasado en cincuenta a√Īos. Est√° demasiado veloz todo para que alguien se detenga y te aseguro que no van a ser los cabros chicos de Silicon Valley que lo van a hacer. Me refiero a los cabros chicos en una met√°fora de que son unos adolescentes en su mente, jugando, jugueteando con herramientas que son muy poderosas. 

KC: O sea, tienen mucho poder para su edad cronol√≥gica, mental y f√≠sica, y estamos al final como en una cancha perversa, porque es como la velocidad la luz.

JR: Claro, uno ve la publicidad Karen de este tipo de meta, y es super bac√°n, vamos a comunicarnos, voy a tener el amigo que est√° en Croacia y mi amigo est√° en Australia, nos vamos a juntar a un caf√©, vamos a ir a una exposici√≥n, vamos a seguir grafitis como avatares, grafitis y el arte, el arte y los caf√©s y la buena onda, pero espera un poco, no est√°s en la realidad. ¬ŅY qu√© est√° pasando contigo? 

KC: Va a haber nichos de personas que van a saber lo que est√° pasando y la mayor√≠a va a estar en el metaverso, lo que va a modificar completamente la estructura social, desde la privacidad hasta la pol√≠tica y aspectos que no lo logramos dimensionar. 

JR:¬†Claro que s√≠, porque mira la posibilidad de estar en dos puntos al mismo tiempo o muy cercanos al mismo tiempo es algo in√©dito en la cultura y en la especie, o sea, es un fen√≥meno f√≠sico que es imposible. En un metaverso s√≠ vas a poder tener una pareja en la realidad en R y una pareja en R -1, y la pregunta es, ¬Ņquiero saber qui√©n es la pareja de mi pareja ah√≠ abajo o no? ¬Ņson dos personajes diferentes? ¬Ņc√≥mo te llamas all√° abajo? ¬Ņcu√°l es tu g√©nero ah√≠ abajo? ¬Ņtienes g√©nero o eres otro tipo de cuerpo? Porque tambi√©n est√° el tema de c√≥mo manejamos el universo f√≠sico, hemos sido dise√Īados durante millones de a√Īos para manejar un universo f√≠sico con ciertas reglas de temperatura, incluso nuestros¬†codos llegan a una altura y uno se sienta en una mesa y todas las mesas en el universo est√°n dise√Īados a la misma altura.Todo esto que te rodea, nuestros fondos de pantallas est√°n dise√Īados para una cierta altura y una serie de manipulaci√≥n por un cuerpo, pero abajo no necesitas ese cuerpo por qu√© vas a replicar eso, por qu√© vas a replicar algo que quiz√°s puede ser fallido.¬†Y ah√≠ empieza una b√ļsqueda gigante.¬†

KC: Sabes qu√©, yo no s√© si quiero saber tanto de todo esto, ese es un problema mayor. Es como cuando te dicen, lo mismo que me pasa con el cambio clim√°tico y todo lo que podemos hacer o no hacer, digo stop.

JR: Sí, claro. 


KC: Esto va a pasar sepa o no sepa, puedo saber la base pero es algo que me supera en términos de viabilidad personal creo, por eso me remito mejor a la lectura y a los libros estáticos, algo estático.

JR: Claro que s√≠.  

KC: Oye julio, viendo ahora en tu casa en Caleu. ¬ŅQu√© pasa con el Caso 63 desde cuando lo empezaste a armar en tu cabecita a hoy? ¬Ņc√≥mo comienza y c√≥mo llegas a hoy? 

JR: Es una locura porque nunca pens√© que iba a pasar esto con Caso 63.

KC: ¬°Me imagino!

JR:  Raro, fue producto de una pandemia. Yo estaba escribiendo para F√°bula una serie al comienzo de la pandemia, en realidad, a finales del 2019, sobre una pandemia porque yo le√≠ en una noticia que unos cient√≠ficos quer√≠an perforar un lago llamado lago Vostok que es un lago subglacial y a m√≠ me parece una p√©sima idea que alguien perforar√° algo que tiene tres millones de a√Īos sin abrir ¬Ņt√ļ abrir√°s una caja de millones de a√Īos, lleno de bichos que no tenemos inmunidad? Bueno, y Putin dijo, s√≠ vamos a hacerlo. Y yo dije, mira, aqu√≠ va a pasar algo, se va a infectar un ruso y ese ruso, como en la pel√≠cula de La cosa va a llegar a otra base y se va a tomar un submarino. Estaba en esa serie, y de hecho me preguntaron ‚Äú¬Ņqu√© es una pandemia?‚ÄĚ, y dije, mira una pandemia es como lo que est√° pasando ahora en China, que est√°n llegando unas neumon√≠as at√≠picas en Wuhan, en una ciudad China. Yo ten√≠a esos papelitos porque cuando uno est√° escribiendo algo tiene que investigar sobre lo que est√° pasando en el mundo real y como que hab√≠a visto, es lo que pasa ahora, hoy d√≠a sali√≥ la noticia de un nuevo virus. Era b√°sicamente lo mismo. Luego, cuando yo lo cont√© a unos gringos, y se matan de la risa porque dije ‚Äúsi esto sale, vamos a estar confinados todo el a√Īo‚ÄĚ, estaban muertos de la risa, y pas√≥. Pero en el fondo era un loco. Y luego, cuando yo hab√≠a estado hace muchos a√Īos atr√°s en un servicio de urgencia trabajando una noche, lleg√≥ un alguien con un delirio desatado sobre el fin del mundo, con una narrativa espectacular sobre el fin del mundo. Nunca dijo que era un virus, le dec√≠a “el evento” “ya comenz√≥ el evento”, “las √©lites lo saben”, “tenemos que hacer algo”, “doctor, tenemos que hacer algo” me dec√≠a. Y yo pens√©, este tipo est√° loco, pens√© que las etiquetas de salud mental son tan facilistas entonces uno etiqueta a alguien y no eres v√°lido como interlocutor y listo. ¬ŅY qu√© hubiera pasado si hubiera sido verdad? Y eso pas√≥ con la pandemia, y ah√≠ empec√© a escribir Caso 63. 

KC: ¬ŅPero empezaste a crear, Caso 63 y despu√©s contactaste a Spotify? ¬Ņc√≥mo funcionan estas cosas?

JR: No, lo que pasa es que, primero, estamos hablando de que ahora todo el mundo est√° haciendo audio series y todas las plataformas, que es una revoluci√≥n gigante. Una revoluci√≥n que tiene solamente dos a√Īos, porque antes eran podcasts con un narrador que era como un true crime, donde hab√≠a un narrador, no hab√≠a ficci√≥n como una serie de plataforma. Entonces, Emisor podcasting me dice, ‚Äúoye, queremos presentarle a Spotify un proyecto, pero se me ocurre que como a ti te gusta la ciencia ficci√≥n es el momento que pruebes‚ÄĚ. Porque buscaban a alguien que escribiera bien di√°logos, porque el fundamento de las audioseries son los di√°logos, si yo tengo una ciencia ficci√≥n, porque si no hubiera pasado el siguiente, porque est√° lleno de buenos escritores en Chile. 

KC: Ah ya, okey.

JR: Pero yo ten√≠a algo, ten√≠a una presentaci√≥n de Caso 63 porque quer√≠a hacer una serie sobre eso. Ten√≠a un PowerPoint donde sal√≠a la Amy Adams con otro tipo y era una psiquiatra en el Hospital Salvador, que ten√≠a que tratar a un tipo que dec√≠a venir del futuro porque tambi√©n hab√≠a visto en YouTube muchos viajeros del futuro que ten√≠a unas l√≥gicas super buenas y se ca√≠an en cosas y yo dije no, si yo fuera a un viaje al futuro tendr√≠a una l√≠nea l√≥gica donde no podr√≠an descubrir qui√©n soy. Dije, yo tendr√≠a respuestas para todas las preguntas t√≠picas que yo me har√≠a. Y de ah√≠ dije, voy a hacer una serie con esto y cuando me preguntan dije, tengo esto. Mand√© el primer cap√≠tulo y les encanto y empez√≥, y nunca me hicieron una correcci√≥n ni nada. 

KC: Julio, pero es distinto escribir algo para una serie que para un audio de ficci√≥n. 

JR: S√≠, yo no sab√≠a nada de eso. Pero lo que pasa es que en primer lugar eran grabaciones, que eran las grabaciones de una grabadora de una doctora. Para m√≠ era m√°s f√°cil comprenderlo as√≠. Entonces era obvio que no pod√≠a escribir nada sino era una grabaci√≥n. Si trat√© de hacer que en los di√°logos se genera un sintagma, una imagen sobre el dialogo y lo llam√≥ un “meta sintagma”, que es cuando alguien dice: ‚Äúcamine hacia la vieja capilla del hospital y siempre hay una fuente ah√≠ y hay un vitral y a las 12 del d√≠a, el sol est√° as√≠, el vitral y alumbra la fuente y por un segundo no parece un hospital, parece un bosque encantado‚ÄĚ. Cuando t√ļ dices eso est√°s imaginando algo, pero es un dialogo. ¬ŅQu√© es la gracia del audio serie? que el di√°logo genera una imagen, lo que trate de infiltrar mucho en Caso 63 fueron tres cosas, como ese tipo de dialogo, de meta sintagma, flashback de dialogo, muchas teor√≠as todas googleables, trat√© de inventar lo m√≠nimo posible porque quer√≠a ese desaf√≠o, que si hubiera sido un viajero del tiempo que no me descubrieran. Y tambi√©n mucho de lo que yo sab√≠a de virus y de bacterias, porque a m√≠ me encanta el tema. Y esto s√≠, yo creo que toda la gente relacionada con el mundo de la salud lo sab√≠a, sab√≠amos que una pandemia no terminaba, como dec√≠an al comienzo de la pandemia, no, esto va a durar dos meses, no esto se termina la pr√≥xima semana, un a√Īo. No, esto son cinco a√Īos, seis a√Īos. 

KC: De hecho, me lo dijo mi hermana.

JR: Exacto. Son siete olas. La primera ola era, ‚Äúno, no te preocupes‚ÄĚ. La tercera era heavy. Hay mutaciones. Si la gente no se vacuna va a mutar y nos va a ganar, as√≠ de simple, es s√ļper simple. Era la primera vez que yo sent√≠a que est√°bamos en las inmediaciones de reales de una de una extinci√≥n masiva. Y por qu√© una extinci√≥n masiva, porque m√°s all√° de la teor√≠a de conspiraci√≥n de vacunas, si la gente no se vacuna y no tienen inmunidad de reba√Īo, los virus mutan y mutan, y una mutaci√≥n puede hacerse m√°s relevante y hemos visto pel√≠culas sobre eso. 

“Caso 63” es la audio serie del momento

KC: Hemos visto y ahora estamos viendo el Caso 63. Dime una cosa, hablando de F√°bula ¬Ņc√≥mo fue tu experiencia con la productora F√°bula? 

JR: Buen√≠sima. Lo que pasa es que en F√°bula yo escrib√≠a algunas series o ideas de series y me tocaba hacer mucha consultor√≠a y me encanta hacer consultor√≠a porque le√≠a guiones de otros.

KC: Ah, te gusta.

JR: Me encanta porque est√°s desde la frialdad que no es tu obra, entonces me gusta poder opinar sobre un sistema. Y una compa√Ī√≠a, que finalmente hay un nicho en las plataformas, que tiene que ver con que tienes que hacer series y era una compa√Ī√≠a en Chile que estaba haciendo series para el mundo, quiz√°s el mejor lugar para un guionista para comprender cu√°l es el esp√≠ritu de los tiempos, qu√© est√°n buscando las plataformas, qu√© pasa con Apple, con Amazon, qu√© pasa con todo ellos. Y ah√≠ he tenido dos situaciones, me encontraba privilegiado de estar en esa posibilidad de conocer lo que pasaba afuera, pero tambi√©n pensaba que en Latinoam√©rica no hacen mucha ciencia ficci√≥n. En el fondo, a veces las plataformas exigen ciertas narrativas para Latinoam√©rica que no son las que uno quisiera y a m√≠ me gusta la ciencia ficci√≥n. Por eso, con Caso 63 se abri√≥ un poco eso. Es como ‚Äúah, se puede hacer ciencia ficci√≥n desde Chile o desde Latinoam√©rica‚ÄĚ, m√°s all√° de que hay s√ļper buenos escritores de ciencia ficci√≥n Chile. 

KC: ¬ŅY qu√© pa√≠ses te han llamado la atenci√≥n que haya tenido tan buena acogida el Caso 63 partiendo por Chile?

JR: Bueno, es una serie que le ha ido bien, muy bien en Colombia, M√©xico, Espa√Īa, Argentina, bueno, en todas partes. 

KC:¬†¬ŅQu√© se siente, el ego?¬†

JR: Intento cada cierto tiempo comprender que esto dura un segundo. Y yo igual tengo una costumbre, yo medito hace mucho tiempo todas las ma√Īanas, poquito, pero todas las ma√Īanas intento tener los pies en la tierra. No me gusta mucho la exposici√≥n, por ejemplo, esta entrevista me encanta. Pero es muy loco porque casi nunca hablo de m√≠ y de hecho soy un fiel convencido de que las obras deber√≠an ser an√≥nimas, me refiero a que, esto es una locura que estoy diciendo, pero es bonito cuando una obra viene con un seud√≥nimo y uno dice ¬°wuau, qu√© incre√≠ble! Pero si tienen como seud√≥nimo en un territorio tan polarizado c√≥mo est√° la civilizaci√≥n en este momento es, ‚Äúah este tipo es de ac√°, este tipo es un chileno, este tipo es no s√© cuantito‚ÄĚ. Las obras son algo muy extra√Īo, son sistemas en s√≠. Es muy bonito eso. 

KC: T√ļ eres entonces de la teor√≠a, que la obra y el autor no¬†convergen.¬†

JR: Lo que pasa es que, mira, si leo un buen libro y despu√©s s√© que ese autor asesin√≥ a su perrito, es terrible y no voy a seguir ley√©ndolo. Y quiz√°s no siga ley√©ndolo pero tambi√©n deber√≠a botar todos mis libros de todas partes y habr√≠a una polic√≠a. 

KC: ¬°Ah la polic√≠a! Lee “La polic√≠a de la memoria”.

JR: El de Gregory. 

KC: Mira ese libro me marc√≥ “La polic√≠a de la memoria‚ÄĚ. ¬ŅY por eso no tienes redes sociales?

JR: No, no es por eso. Es que, mira, yo soy muy pegado y sobre todo con teor√≠as y cosas entonces, por ejemplo, en las redes sociales segu√≠a a muchos f√≠sicos y me acuerdo como cuando sali√≥ el Bos√≥n de Higgs, no soy como √©l que sigue influencers y noticias que pueden durar un d√≠a, sino que de meterme en noticias que pueden ser como freaks igual, pero igual relevantes, ¬Ņqu√© pas√≥ con Marte? ¬Ņqu√© pas√≥ con eso? Pero igual pasaba horas y horas metido en eso, y en un momento cuando quise escribir la novela dije, es que esto es una competencia, en realidad comprend√≠ algo, todos pueden escribir, el problema es que nos dieron las redes sociales para que no podamos hacer. Entonces lo que hice fue algo radical, un d√≠a dije, no puedo m√°s, no hice nada, hace dos d√≠as que no hago nada, estoy en la primera p√°gina, nunca voy a poder hacer la novela, as√≠ que me sal√≠ de todo, y ese challenge dije cuando termine la novela voy a volver y nunca m√°s volv√≠. 

KC: ¬ŅY las echas de menos? 

JR: No nada, pero igual t√ļ sabes todo. Igual te cuentan todo.

KC: S√≠, pero hay art√≠culos que quiz√°s no te llegan, discusiones, no estoy hablando las pol√©micas, sino discusiones relevantes, hilos, fuentes de informaci√≥n, digamos. 

JR: Estoy suscrito a algunas revistas.

KC: Y con eso es suficiente. 

JR: Con eso es suficiente. Igual, lo loco de la noticia es que algo que parece muy relevante, que uno se quiere tirar por la ventana y cortar las venas por qu√© pas√≥ este momento, al d√≠a siguiente es otra cosa igual de relevante y al d√≠a siguiente otra cosa, entonces van quedando como una especie de “Pedrito y el lobo”. Yo me acuerdo cuando estaba en el servicio de urgencias hab√≠a un timbre de paro y siempre dec√≠an nunca lo toques, porque ‚Äúcuando se toca el timbre paro, se toca el timbre‚ÄĚ y me quede en eso, aqu√≠ todo el rato se toca el timbre paro.

KC: Hoy es un d√≠a importante porque se lanz√≥ tu nueva novela “El final del metaverso”. 

JR: S√≠, exacto. 

KC:  Por el sello Suma de las letras, pero en realidad es de Penguin Random House.  

JR: De Penguin, s√≠.

KC: A ver, “El final del Metaverso‚ÄĚ es s√ļper injus ¬Ņde qu√© se trata esta novela? No hay nada peor que le pregunt√© a un escritor o una escritora, ¬Ņde qu√© se trata? Pero en realidad, “El final del Metaverso” es muy amplio el t√≠tulo. 

JR: S√≠, claro. Se trata sobre un mundo donde los metaversos son comunes y hay un reparador de errores del metaverso y se empieza a dar cuenta que hay un grupo de gente que no sabe que est√° en un metaverso, y eso es complicado porque si se involucra con una persona, hay una sola regla del programador de metaversos es si una entidad es informada, hay que sacarla ¬Ņy c√≥mo se saca el metaverso? Se marca y luego le viene un aneurisma, o la atropellan o le pasa algo que sea coherente con el universo metaverso para que nadie sospeche nada. Es sobre eso, y te empieza a cuestionar la realidad y tiene varias capas de realidad la novela es bien dist√≥pica. Y me entretuve mucho al hacerla porque tuve que hacer como un plano de mapas de realidad. 

“El final del Metaverso” es la √ļltima novela de Julio Rojas

KC: ¬ŅCu√°ntos proyectos trabajas a la vez? 

JR: Como cuatro, pero lo que pasa es que, si no, me quedo pegado en uno y me auto colapso, entonces necesito ir switcheando.

KC: Mira, te tengo una aqu√≠, algo que te mandaron. 

JR: Ya. 

KC: Escucha esto. 

Pregunta de √Āngela Poblete: ‚ÄúJulio, si tuvieras que elegir entre estas dos cosas para dedicarte el resto de tu vida: Uno escribir podcasts de ciencia ficci√≥n. Dos ir a trabajar al equipo de guionistas de Star Wars. ¬ŅQu√© eliges?‚ÄĚ

JR: Ay, dios m√≠o, por qu√© eres mala.

KC:¬†A ver para lo que nos est√°n escuchando que tenemos una pregunta de √Āngela Poblete,¬†que tambi√©n estuvo en Espiral.¬†Y ella es la directora ejecutiva de la productora F√°bula.¬†

JR: La mejor jefa que he tenido de verdad, y se lo digo a todo el mundo. Una maravillosa persona, pero tambi√©n me hace preguntas as√≠, entonces como que me pone en problemas. Sabes que, lo paso mejor escribiendo por lo mismo, por lo de las casas en el bosque, escribiendo solo. Creo que un equipo de guionistas gigante en Los √Āngeles, como que finalmente lo tratar√≠a de hacer bien, pero no lo pasar√≠a bien. 

KC: Mira t√ļ ¬ŅOye, y hasta cu√°ndo vamos a tener Caso 63? 

JR: Hasta ahora no m√°s.

KC:¬†Si se acaba ¬Ņverdad? ¬Ņes un hecho?

JR: Es un hecho. Y se cierra con una idea que ten√≠a cuando comenc√© a escribirlo, si esto llegara hasta el final, c√≥mo terminar√≠a, yo s√© en qu√© parte y en qu√© ciudad pasar√≠a todo eso.

KC: ¬ŅY no te da el s√≠ndrome del nido vac√≠o?

JR: No, me da un alivio gigante. Porque a veces uno olvida las cosas que escribe y mucha gente te pregunta por la primera temporada y la primera temporada en mi mente como que pas√≥ un poco, entonces como que vuelvo a estar y retrocedo en el tiempo. Creo que es saludable que uno vaya haciendo cosas buenas, malas, buenas, malas. 

KC: Oye, y esto que la gran noticia de que ser√° protagonizada por Julianne Moore y Oscar Isaac. ¬ŅC√≥mo supiste esta noticia? ¬Ņc√≥mo se gest√≥? ¬Ņqu√© sientes? 

JR: No pod√≠a saberla porque Spotify ten√≠a una cl√°usula de confidencialidad, pero ese d√≠a me escribieron de Spotify, me dijeron va a salir esto a la prensa. Imag√≠nate, Oscar Isaac est√° en todas las pel√≠culas de ciencia ficci√≥n que admiro desde Star Wars hasta Ex -Machina. Es un comandante de la flota. Y Julianne Moore para que decir. Pero aqu√≠ me pasa algo, no puedo diferenciarme de un fan√°tico, entonces no veo cu√°l es la diferencia para m√≠. Lo encuentro incre√≠ble, s√© que lo van a hacer maravilloso y me siento muy feliz porque quiero escuchar la audioserie en sus bocas y si lo hace la serie, pero nada m√°s es como eso. Me encanta. 

KC: ¬ŅY Antonia Zegers y N√©stor Cantillana? 

JR: ¡Uf! maravillosos. 

KC:¬†¬ŅT√ļ te involucraste en la elecci√≥n de ellos para la personificaci√≥n o no? ¬ŅC√≥mo funciona esto?¬†

JR: No, eso lo hizo Emisor Podcasting, pero obviamente me preguntaron, y yo dije, ‚Äú¬°c√≥mo no se me hab√≠a ocurrido esta pareja!‚ÄĚ Es como la pareja que tiene que ser.

KC: Te hizo click.

JR:¬†Completamente, porque de alguna manera, y esto es muy nerd lo que voy a decir, en¬†el equilibrio de fuerzas narrativas de Caso 63 est√° una locura y una racionalidad, y era como un Mulder y un Scully de Los expedientes secretos X, que para lo que no saben, ella era esc√©ptica y su compa√Īero de trabajo era muy loco y creyente, creyente en los ovnis y todo eso. Y ella era como a ver, v√°monos con calma, y me pareci√≥ s√ļper bueno un arco donde ella parte como Scully termina creyendo totalmente¬†salvaje y libre, con una espada salvando al mundo. Y √©l a la vez, comienza muy loco y termina m√°s mesurado.¬†Me encant√≥¬†esa relaci√≥n entre ambos y lo tomaron la Antonia con N√©stor de manera incre√≠ble.¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬†

Antonia Zegers y Néstor Cantillana son los protagonistas de Caso 63

KC: Oye, le debemos harto a este loquito que conociste haciendo turno.

JR: S√≠, bueno s√≠, lo que pasa es que, a ver, esto es muy personal y suena s√ļper como New Age lo s√©, pero creo que las cosas pasan porque pasan. Es como que hay una especie de pistas, hay pistas que est√°n ah√≠ y hay que tomarlas, y yo muchas veces he tomado esas pistas. Y ahora estoy tratando de abrirme a las pistas que est√°n ah√≠. 

KC: ¬ŅY despu√©s de un proyecto tan grande te das un descanso, tanto f√≠sico como mental? ¬ŅO eres de los “sigamos”? Porque hay un libro, se termina ahora Caso 63.

JR: S√≠. No considero que lo hago como una euforia, como que una cosa me relaja y me lleva a la siguiente y me lleva a la siguiente. Y tomo hartos descansos definitivamente, a veces siento que pasa un d√≠a y no escribo nada y tengo el s√≠ndrome del domingo en la tarde, que no hice la tarea.

KC: Pero estamos un poco viejo para el s√≠ndrome del domingo de la tarde.

JR: El s√≠ndrome del domingo de tarde lo pusieron en la simulaci√≥n para todo el mundo, de todas las edades y de todos los pa√≠ses. Es algo tan particular. Que extra√Īo, es como que se termina un ciclo el domingo en la tarde y ah√≠ algo pasa, viene una nueva cosa. Entonces como que mueres un poco. 

KC: Pero revives. 

JR: S√≠. ¬ŅPero te pasa o no te pasa el domingo en la tarde?  

KC: Me pasa. Y me encant√≥ lo que le√≠ hace un tiempo, que una tribu en √Āfrica o que muchas tribus africanas, que son recolectoras, no tienen s√≠ndrome.

JR: Claro.

KC: Pero nosotros seguramente el s√≠ndrome del domingo en la tarde se nos va a convertir en el s√≠ndrome del mi√©rcoles en la tarde. Vamos a trabajar tan poco que quiz√°s vamos a tener que adecuar la terminolog√≠a. 

JR: Es que siempre tiene que ver con el terminar un ciclo y esa muerte de terminar un ciclo y comenzar otro. Y hay una sensaci√≥n de por qu√© tenemos que estar en esta rueda de rat√≥n dando vueltas. Que rico ser√≠a, como t√ļ dices, llegar a un territorio, bueno quiz√°s en el metaverso vas a conseguir eso, y eso quiz√°s ser√≠a lo √ļnico bueno del metaverso, que es que se eliminan los d√≠as. 

KC: ¬ŅOye, no hay c√≥mo parar lo del metaverso no? Te quiero decir algo que t√ļ dijiste en revista Capital, menciona una noticia en que Warner acaba de comprar el guion de una pel√≠cula escrita por ti.

JR: S√≠, exacto, es muy loco eso. 

KC: Es un thriller psicol√≥gico con dos personajes en una isla remota, un farero y una mujer naufraga, cit√≥ aqu√≠: “Ser√° mi primera pel√≠cula en otro idioma, me tiene muy contento”¬ŅC√≥mo llegas a esto? ¬Ņtambi√©n te llega un mail? ¬Ņte llaman por tel√©fono? ¬Ņc√≥mo funciona?

JR: No, yo escrib√≠ un guion que se llama “Atlas”, porque estuve en el Cabo de Hornos, estuve con el farero ah√≠ y con su familia que estaba ah√≠.

KC: ¬ŅPero existe todav√≠a la profesi√≥n farero?  

JR: Por supuesto. Yo le llev√© mi libro “El visitante extranjero” fui, me baj√© en un Zodiac en el Cabo de Hornos y se lo llev√©. Me llev√© unas piedrecitas y me pusieron en mi pasaporte, Cabo de Hornos.

KC: ¬ŅEn serio? 

JR: S√≠, hermoso. 

KC: Oye, antes que se me olvide, no s√© si le√≠ste el libro de “Cuaderno de faros” de Jazmina Barrera. 

JR: No, y lo voy a leer ahora.

KC: Es una joya, también la entrevisté. Mira, alucinante. Bueno, sigue con tu historia. 

JR: Nuevamente me obsesiona el tema del lugar protegido dentro del caos, es como la caba√Īa, el faro, el faro en la tormenta, y dije, yo hubiera sido tan buen forero. Cuatro meses sin nadie, vienen a buscarme algo con provisiones.

KC: Bueno, ya sabes lo que puedes hacer a continuaci√≥n. 

JR: Claro. Y luego pens√© en el faro Evangelista que cost√≥ tanto hacerlo y costaba semanas llegar. Entonces pens√©, bueno, farero y un n√°ufrago porque mira, hay un tema, el farero salva al marinero. La mitolog√≠a de las sirenas es que las sirenas hunden al marinero, entonces, hay un antagonista entre sirena y marinero y farero siempre. Pens√©, aqu√≠ hay una figura donde alguien puede enloquecer, donde hay una n√°ufraga y un farero, y a pesar de lo que uno puede intuir al comienzo, que puede haber algo como una sensaci√≥n media como de abuso, un tema sexual, no hay nada de eso porque est√° m√°s loco a√ļn, est√° totalmente pensando en que ella puede protegerlo de las sirenas que lo van a venir a buscar y ella comprende que √©l nunca mand√≥ a pedir ayuda y eso son las cuatro semanas donde est√°n juntos hasta que ella descubre que estaba frente a un protector, que no es un protector, que estaba totalmente loco y tiene que tomar algo en su acci√≥n. Bueno, esa la mand√© a una productora y esa productora habl√≥ con una distribuidora de cine que se llama Marvista y Marvista habl√≥ con Warner, y Warner vio el guion y lo tradujeron, les gusto mucho m√°s, yo no escribo en ingl√©s. Y van a hacer la pel√≠cula. Ahora la van a firmar, pero parece que van a firmar en el norte de Canad√°, en un faro.

KC: ¬°Ay, pero qu√© cosa m√°s entretenida me gust√≥! Voy a ver esa pel√≠cula cuando salga, obviamente ¬Ņcu√°ndo sale?

JR: Se llama “Atlas” por la figura del que est√° al final del mundo.

KC: Es muy difícil hacer un resumen, pero eres profesor, has hecho clases en la Escuela Internacional de Cine y Televisión en Cuba, en la Universidad Católica, la Universidad del Desarrollo, en la Escuela de Cine. Arcis, en la Universidad Mayor y en Doméstika con Ricardo Larraín. 

JR: No, con Ricardo Larra√≠n en la Universidad que ten√≠an. Y Dom√©stika es una plataforma, es una plataforma que hace clases en l√≠nea. Es muy loco porque en el fondo esas clases, las grabe hace cuatro a√Īos.  

KC: Eras cuatro a√Īos m√°s joven. 

JR: S√≠.

KC: ¬ŅY la barba tambi√©n la ten√≠as as√≠ canita o no ten√≠as barba? 

JR: No, tengo dos, tengo uno con mucha barba de farero y la otra tengo como nada. Pero lo loco es que est√°n ah√≠. Entonces, alguien toma el curso y son como diecisiete videos del curso, me dice ‚Äúoye, mira, ayer estuve contigo‚ÄĚ. No, no estuviste conmigo, eso fue hace cuatro a√Īos, ya ni siquiera me acuerdo lo que dije. 

KC: Pero tienes veintis√©is mil cuatrocientos ochenta y dos alumnos. Te vas a tener que acordar lo que dijiste. 

JR: ¬°S√≠, pero al mismo tiempo!. S√≠, eso es lo bueno. Por eso me quiero ir a un faro. 

KC: Vamos a ir cerrando, pero antes de eso quiero saber si nos puedes recomendar tres podcasts. 

JR: Muy f√°cil. Hay uno de un guionista de podcasts que hizo “Guerra tres” e hizo “El gran apag√≥n” que acaba de hacer una especie de tratado sobre virus y √©l me escribi√≥, me dice, “Oye, no estoy copiando nada del Caso 63, por favor, no me vayas a demandar” Porque escrib√≠ una cosa maravillosa sobre un virus que ocurre en el 2026, y se llama “La firma de Dios” y es una reflexi√≥n sobre la ciencia maravillosa. El segundo es una chica que va en su auto y que recibe una llamada de ella misma en el futuro, que tiene tambi√©n mucho que ver con Caso 63, es un podcast argentino que se llama “N√ļmero oculto”. Y el tercero es chileno y sea se llama “Ave de presa” y es un thriller que a m√≠ me encanta. 

Recomendaciones de Julio Rojas

KC:¬ŅY qu√© est√°s leyendo? Recomi√©ndanos libros.

JR: Ay, qu√© estoy leyendo, estoy leyendo una historia sobre la ruta de la seda.

KC: Ah ¬ŅC√≥mo se llama?¬†

JR: Se llama “El coraz√≥n del mundo”. Estoy leyendo un libro de inteligencia artificial que se llama “Filosof√≠a y ficci√≥n” y es una especie de tratado sobre nuestra relaci√≥n con la inteligencia artificial, de una filosofa que se llama Amy Ireland. Y estoy leyendo una historia que se llama “Historia de las religiones” de Ford que es maravillosa y estoy examinando c√≥mo religiones comparadas para un proyecto de ciencia ficci√≥n. 

KC: ¬ŅY vas a seguir trabajando en ciencia ficci√≥n en tus pr√≥ximos proyectos? 

JR: Mis pr√≥ximos proyectos son todos de ciencia ficci√≥n. No me interesa escribir otra cosa por el momento. Y estoy escribiendo una cosa sobre qu√© pas√≥ sobre una colonia marciana que volvi√≥ y despu√©s un terapeuta tiene que descubrir qu√© pas√≥ ah√≠ arriba, por qu√© volvieron y volvieron pocos.

KC: Tienes mucho sentido del humor, aparte de ser muy creativo, pero mucho sentido del humor, con marcianos ¬°excelente! 

JR: Estoy escribiendo otra cosa que se llama “Memoria de un globoplanista” que es una historia adolescente de un joven que presenta en su trabajo de ciencias la posibilidad de que la Tierra sea redonda y uno comprende en ese momento de que ganaron ciertas fuerzas en el universo y que es un mundo regido, la ciencia totalmente desprestigiada, la tierra es plana por supuesto, y el calentamiento global es porque hay demasiadas almas en el infierno y se produce un efecto sart√©n con la tierra plana. Bueno, y es sobre alguien que comprende que est√° en una distop√≠a. 

KC: ¬ŅY en qu√© formato son estos proyectos? 

JR: Uno es audioserie, para Sonara, voy a Madrid la próxima semana.

KC: Ah, ese es el viaje que est√°s preparando. 

JR: Voy porque en las audioseries lo que est√° pasando es que el autor est√° dirigiendo un poco. Y el otro es un libro. 

KC: Vamos a ir como te dije al comienzo de este programa Espiral, al cuestionario Espiral ¬ŅCu√°l es tu idea de la felicidad?

JR: Una casa en un bosque

KC: ¬ŅTu mayor miedo? 

JR: Una cueva con pensamientos. 

KC: ¬ŅLo que m√°s te molesta de ti mismo? 

JR: Pienso mucho. 

KC: ¬ŅEn los dem√°s?

JR: El oportunismo, no me gusta. 

KC: ¬ŅA qu√© escritor vivo admiras? 

JR: Uy, qu√© buena pregunta. Ya s√©, a Carr√®re 

KC: ¬ŅY muerto?

JR: Borges. 

KC: ¬ŅHoy qu√© desayunaste?

JR: No desayuno, tomo caf√©. Como una vez al d√≠a. 

KC: ¬ŅA qu√© hora? 

JR: En la noche. 

KC: ¬ŅA qu√© hora fue la √ļltima vez que comiste anoche? 

JR: A las siete y media de la tarde.

KC: ¬ŅY no comes nada hasta qu√© hora?

JR: Tomo caf√©, hasta las siete y media de la tarde.

KC: No voy a seguir con las preguntas porque esto no lo puedo creer, hay algo en la alien√≠gena. 

JR: Porque lo que pasa es que el ser humano, t√ļ piensas que el ser humano cuando cazaba, cuando se iba a cacer√≠a, ah voy a tomar desayuno y luego iba y se com√≠a un conejo en la mitad de esa ma√Īana y a las doce se com√≠a otra cosa. No, pasaban d√≠as, entonces yo me acostumbre y como una vez al d√≠a cuando uno llega a la cueva, uno come y luego uno se va cacer√≠a y vuelve. 

KC: ¬ŅY si haces deporte? 

JR: No, mejor a√ļn, t√ļ crees que la gente que cazaba mamuts ten√≠a que hacer mucho deporte y andaba sin comer, se activaba. Es una teor√≠a que estoy probando puede que no resulte.

KC: Ah√≠ me vas a contar.

JR: Y muera pronto. 

KC: ¬ŅAgenda de papel, electr√≥nica o ninguna? 

JR: Ah por favor agenda papel, en esta libreta que solamente encargo de un lugar,

que tiene este tipo de p√°ginas, todo en papel y uso solamente portaminas. Antes usaba tambi√©n unas cosas como raras, pero las he ido desechando. 

KC: ¬ŅCu√°l es tu mayor vicio? 

JR: Chocolates a las siete de la tarde. 

KC: ¬ŅCu√°ndo mientes? 

JR: Todo el tiempo. 

KC: ¬ŅQui√©n ha sido la mayor influencia en tu vida? 

JR: Mi abuela Sara. 

KC:¬†Ay como mi hija, se llama Sara. ¬ŅAyer te sentiste feliz cu√°ndo?¬†

JR: Cuando aterrizó el avión y no había explotado una turbina.

KC: Antes de acostarte, siempre. 

JR: Siempre intento leer y me quedo dormido. 

KC: ¬ŅQu√© te hace re√≠r?¬†

JR: Algunos memes, los encuentro incre√≠bles, porque me los mandan de mis grupos de WhatsApp, no tengo redes pero me mandan los mejores memes y me cago de la risa. Y tambi√©n me hace re√≠r, soy viejo, Seinfeld, una y otra vez. 

KC: ¬ŅT√©, caf√© o agua? 

JR: Caf√©, completamente caf√©, quiz√°s con una pizca, pero min√ļscula de bicarbonato para bajar un poco el nivel de acidez del caf√© y genera una sensaci√≥n s√ļper buena y quiz√°s con un poquito de aceite de coco. 

KC: ¬ŅAz√ļcar, endulzante o nada?

JR: No, eso no existe. Esos inventos como del siglo XIX de az√ļcar procesada no existe para m√≠ eso. 

KC: ¬ŅCerveza, blanco, tinto o champ√°n?

JR: Tinto.

KC: ¬ŅLo que m√°s te inspira? 

JR: La posibilidad de que estemos en una simulaci√≥n. 

KC: TikTok ¬Ņes?

JR: El pl√°stico del mundo digital. 

KC: ¬ŅHas sentido odio? 

JR: Hace muchos a√Īos s√≠, una injusticia. 

KC: ¬ŅQu√© te hace enojar? 

JR: Me hace enojar la tontera. 

KC: ¬ŅSelfies?

JR: No, tengo los brazos demasiado cortos. 

KC: ¬ŅQu√© es lo m√°s aventurero que has hecho?

JR: He hecho que cosas aventureras. He estado solo en el desierto de Atacama, casi perdido buscando meteoritos. He estado en el Cabo de Hornos, bueno, eso es un aventurero, pero igual estaba m√°s protegido. Creo que cuando estado m√°s cerca de la muerte he estado ah√≠. Y tambi√©n he pasado un hurac√°n heavy en un lugar donde no era apropiado pasarlo.

KC: ¬ŅMac o PC? 

JR: Mac.

KC: Se dice 99% de trabajo y 1% de inspiraci√≥n, ¬Ņqu√© opinas? 

JR: Que es así.

KC: Un consejo para guionistas que comienzan. 

JR: Que no dejen de escribir nunca, ni un d√≠a. Y que bajen un programa de bloqueo de redes sociales y que dejen el celular lejos. 

KC: Un acierto que has cometido en tu carrera.

JR: Haber escrito las cosas que a m√≠ me gustan, como yo publico. 

KC: Un error.

JR: Haber construido una historia que yo sab√≠a que estaba mal. 

KC: ¬ŅC√≥mo te relajas? 

JR: Medito.

KC: ¬ŅTienes un hobby?

JR: S√≠, hago joyitas de madera pulida.

KC: ¬ŅFama, dinero o ambas? 

JR: Uf, fama no. Privacidad ser√≠a incre√≠ble, el dinero suficiente para tener privacidad. 

KC: ¬ŅAudio libro, libro en digital o en papel? 

JR: Libro en papel para tenerlo, libro en digital para llevarlo, pero para poder leerlo, audiolibro. 

KC: O sea, ¬Ņque t√ļ lees escuchas?  

JR: Tengo el libro, lo tengo f√≠sico, lo hojeo, lo leo, pero cuando me voy me lo llevo en digital, pero cuando de verdad quiero leer una gran cantidad de cosas como y voy de viaje, me pongo audiolibro. El mismo lo tengo en tres versiones. 

KC: S√≠, s√≠ ¬Ņpero no te desconcentres el audiolibro?

JR: No, no me desconcentro para nada porque estoy metido en el mundo de las audioseries. Entonces me gusta escuchar.

KC: Oye, julio, ¬Ņhay algo que te gustar√≠a agregar hoy? 

JR: Creo que sent√≠ que ven√≠a una entrevista muy gen√©rica y creo que tuve una conversaci√≥n con muchas capas y te lo agradezco mucho, gracias. 

KC: Gracias a ti. Esa es la idea. Este es un podcast distinto, que me gusta penetrar m√°s en la persona m√°s que el personaje, conectarse con algo m√°s all√°, con una visi√≥n m√°s profunda y con an√©cdotas que tenemos todas las personas. Nadie hab√≠a conocido que buscar√°s meteoritos y ese tipo de cosas. Pero lo puedo aceptar, lo puedo aceptar. Muchas, muchas gracias, fue un honor y lo pas√© bomba. 

JR: Yo tambi√©n lo pas√© muy bien, se me pas√≥ volando as√≠. As√≠ que muchas gracias. 

KC: Gracias, cu√≠date harto, gracias, Chao. 

Me encanta conocer a la persona detr√°s del personaje, detr√°s de lo que los medios nos quieren mostrar. Esa es la idea de Espiral, tu podcast de literatura y creatividad, ir m√°s all√°, explorar sus miedos e ilusiones de cada uno. Me divierte mucho tambi√©n el cuestionario Espiral, a los invitados los sorprende.  

¬ŅLe tienes miedo a la inteligencia artificial? Yo un poco, lo reconozco. Cu√©ntame, d√©jame tu comentario en la transcripci√≥n en mi p√°gina www.karencodner.com o m√°ndame un correo a karen karencodner.com

Lee. Escribe. Crea.

Chaooooo.

Libros mencionados

El Aleph

El visitante extranjero

La polic√≠a de la memoria 

Cuaderno de faros

El corazón del mundo

Filosofía y ficción

Historia de las religiones

 El final del metaverso

Autores mencionados

José Luis Borges

Julio Rojas

Yoko Ogawa

Jazmina Barrera

Emmanuel Carrère