Boletín #48 ¿Por qué quiero ser cabeza de pescado? Descúbrelo

Querid@ amig@:
 
En Chile, septiembre es bastante especial porque es el mes de la patria, de nuestra independencia, y además, simboliza oficialmente el inicio de la primavera. Pero eso implica también una etapa de una vida completamente distinta, más hacia afuera, más vida social. Y claro, eso se une con que las medidas del Covid-19 se están haciendo más laxas, y después de un año completo o más, se pospuso el toque de queda para la medianoche.

Hoy en la noche comienza el año nuevo judío que se llama Rosh Hashaná, que quiere decir “cabeza de año”, es decir, tomar las riendas de la vida. ¿En qué consiste? Es un tiempo colmado de simbolismo, cada uno debe detenerse y hacer un balance, y si eres creyente como yo, debes enfocar los dos días de fiesta en que existe un gran Rey que mueve los hilos del mundo, es decir Ds*. Sin embargo, a veces conseguir cabeza de pescado no es fácil y así me pasó la semana pasada, pero… la ocuparon para hacer un caldo y ¡plop! desapareció. Tuve que volver a conseguirme para mí y una amiga. 

¿Qué sucede si no crees en Ds*? No importa. A mí parecer es una oportunidad de conexión, de poder tener una franja de tiempo para analizar tu vida, cómo te comportas, hacia dónde quieres ir y más. No es que se me esté apareciendo Rosh Hashaná, ya llevo un mes de preparación, calentando los motores para ello. Y cuando comienza el último mes del calendario judío que se llama Elul, la maquinaria de reflexión se activa. Es un tiempo específicamente designado para hacer un balance de la vida y sopesar nuestras acciones.

Te cuento un poco cómo serán las horas venideras, desde el lunes en la noche hasta miércoles en la noche:

1.La dos cenas, hoy lunes y martes. En unas horas más vendrá mi familia y tendremos un festín de marca mayor y comenzaremos bendiciendo estos alimentos: 

Manzana con miel: para tener un año bien dulce.

Granada: para seguir creciendo y multiplicándonos.

Cabeza de pescado: para ser siempre “cabeza” y no “cola”.

Jala agulá: pan dulce redondo, porque la vida es un gran círculo en espiral (¿será coincidencia que mi podcast se llama Espiral?)

2. Iré a la sinagoga a escuchar el toque del shofar. ¿Qué es? Es un instrumento de cuerno de carnero de diversas formas. Yo tengo uno en el living, pero nunca lo he soplado. Se toca de manera especial y definida tal cual se establece en las escrituras: cien veces en total, además de los diferentes tipos de sonidos. 

Shofar

Si debiera elegir una enseñanza me quedo con las palabras  de una querida amiga .Veníamos de regreso a Santiago (luego de compartir dos días en la playa) y nos contó que la clave de la felicidad es ser agradecido. Es una formula perfecta, mientras más agradeces, más feliz eres. Ahora con este mismo grupo de amigas cada una debe agradecer por algo en el Whatsapp que tenemos. ¿Te gusta la idea? 

Jala agulá

Tocando el Shofar en Ben Yehuda street

Hace mucho, en el boletín 28 te conté sobre Rosh Hashaná y en el 45 escribí sobre la felicidad. En la revista The Atlantic se postula que la felicidad radica en dar más que recibir. Este axioma ha estado presente en la sabiduría judía desde sus comienzos, a momentos se me ha olvidado y tengo que leerlo en revistas gringas para tomar otra vez conciencia de su importancia. Todo esto se vincula también con el programa 50 de Espiral cuando te conté cómo ayudé a varias amigas. Si me enfoco demasiado en mí, en el ombligo, es decir, solo en mis problemas es imposible alcanzar un grado de plenitud y felicidad. ¿Te ha sucedido?

Te invito a leer el artículo “Los judíos no dicen feliz año”¿qué opinas?

Bueno, quedan pocas horas para comenzar el año 5782 y si eres judío o no, musulmán, católico, agnóstico o hindú, me da lo mismo, te deseo, desde lo más profundo de mi corazón un año bueno lleno de crecimiento espiritual, salud y muchas alegrías junto a los que quieres.

Estoy agradecida:

De mis amigas del colegio, nos fuimos a la playa y te prometo que fueron dos días mágicos, en otra dimensión. Y agrego, ¡mi papá cumplió 80 años! Y nos pudimos reunir todos a celebrarlo ¡qué mejor!

Disfruté con mis amigas del colegio en la playa

Algo que aprendí:

Que se puede reciclar en el compost palitos de fósforo, de sushi y servilletas.

Dato:

¡Quedan pocos cupos para el taller presencial Mammá Mía! Bien poquitos, toda la información la encuentras en en mi sitio web www.karencodner.com

Taller de lectura presencial «Mamma Mía»

Y para cerrar, cuídate, da más de lo que tienes, sé generoso y sigamos construyendo entre todos un mundo significativo, con ideas creativas, pensamientos positivo. Seamos agradecidos y generemos instancias de entrega. Solo así, seguiremos haciendo un mundo mejor. Shana Tova Umetuka (que tengas un año  bueno y muy dulce).

Lee. Escribe. Crea

Karen

*Esto es porque por mi religión, no puedo escribir literalmente el nombre del Creador…

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn