Boletín #67 11 Consejos para leer mejor

Para personas que desean una vida plena y pausada. Suscríbete para recibirlo todos los domingos.

Querid@ amig@:

Estoy cansada, así de sencillo. Me pesan las piernas, al parecer el paseo que hice hace unos días a caminar a un cerro en los faldeos de La Dehesa, está cobrando su peaje. Hasta me tuve que dar una ducha con agua fría. La verdad es que fue un gran trekking, parecía el sur de Chile (guardando las proporciones). Ah, pero no me pregunten cómo llegar, porque fui con una amiga trotadora que se convirtió en la guía.

Volví hacer trekking después de un tiempo y me pasó la cuenta.

Gracias a Cristián Torrealba que se dio el tiempo de comentar el último boletín sobre el uso de las agendas ¿Lo leíste?

Hoy siguiendo con la idea de hacer la vida más fácil y divertidita, te comparto 11 consejos para leer mejor.

1. Tiempo: Cuando algo es importante le dedicamos tiempo. Si para ti leer está dentro de tus prioridades, no deberías pasar un día sin hacerlo. Antes, me refiero a la antigüedad, cuando no teníamos las pantallas (la semana pasada salió el segundo capítulo del ciclo “La adicción a las pantallas” con la entrevista a Marjorie Todeschini en la que se refirió a cómo las relaciones de pareja están sufriendo muchísimo por esto) había más tiempo. Ahora, no. Para leer hay que desconectarse, es una regla de oro. ¿Qué te sugiero? Deja el teléfono lejos, di: en estos 30 minutos nada ni nadie me va a interrumpir.

2. Elige un momento del día para leer: A mí me funciona muy bien en la noche, cuando no hay ruidos ni interrupciones. Para otros puede ser en las “horas muertas”, es decir, en la espera del doctor, en la salida de los hijos del colegio. O bien, di: yo voy a leer cuando regrese a casa del trabajo, será mi regalo diario.

Dale un tiempo a la lectura y escoge un momento del día.

3. Registra tus lecturas: Yo tengo varios cuadernos donde voy anotando en una lista los títulos y además el comentario de lectura.

4. Subraya: No tengas miedo o cargo de conciencia por subrayar o marcar con una banderita. Esto me recuerda la publicación en Instagram en que pregunté ¿subrayas los libros? Y ha sido uno de los posteos más comentados.

5. Lee menos y mejor: Creo que este consejo va directamente a mí porque se ha convertido en una competencia conmigo misma sobre cuántos libros leo al año. Es una tontera. Por ejemplo en el 2022 sé que leeré menos porque en el taller de “Los rusos” hemos leído dos libros enormes. “La guerra y la paz” de  León Tolstói tiene mil y “Crimen y castigo” de  Fiódor Dostoyevski, seiscientas.  

No tengas miedo de marcar tus libros.

6. ¡Bravo la diversidad!: Aquí un consejo importante, combina tus lecturas, cambia de estilos y autores. Por ejemplo, si eres fan de la novela histórica podrías intentar cuentos históricos, o bien ensayos. Además elige textos clásicos, son hermosos y entretenidos. Haz un mix. Si estás perdido, te invito a revisar esta entrada del blog con sugerencias de lecturas. Trata con la poesía, las obras de teatro, las artículos de revista.

7. Olvídate de las aplicacionesy de compararte con otros: La lectura es un placer individual que a momentos es colectivo ¿Desde cuánto leer se convirtió también en una competencia?

8. Abandona el libro: Así de sencillo, la vida es demasiado corta y hay demasiados libros dando vuelta para gastar tu tiempo en algo que no te gusta.

Combina tu lectura y si no te gusta alguno déjalo.

9. Club de lectura: Puede ser online o presencial, pero es la mejor forma de incentivar la lectura y a la vez, pasarlo increíble. Por lo general hay en los centros municipales, en los centros comunitarios y claro, en la web.

10. Audiolibros: si no quieres leer de manera tradicional esto puede ser para ti. Nunca antes los lectores habíamos tenido tantas opciones para elegir el formato. Hay momentos para los audiolibros, otros para el papel y otro para lo digital.

11. Sigue a referentes: a personas que leen muchos. Una imperdible es María José Navia en su cuenta de twitter @mjnavia (a ella la entrevisté en el capítulo seis de Espiral y declaró que tenia un súper poder para la lectura). También es muy interesante lo que está haciendo Patricio Contreras con su boletín Hipergrafía o el podcast “Vidas prestadas” con Hinde Pomeraniec y «Tilde» de Marcelo Simonetti.

Te recomiendo estos dos podcasts. 

Espero que estos consejos e ideas aporten a tus lecturas, buenas, diversas y divertidas ¿Cuál de ellas te sorprendió?  

Bienvenidos a los nuevos suscriptores al boletín: Juan, Rosita, Sergio, Carmen, Mery y muchos más.

Algo que aprendí: La estación espacial “Mir” tiene un significado muy especial en ruso, es paz, comunidad y colectivo. Y el libro “La guerra y La Paz” contiene la palabra Mir.

Algo de lo que estoy agradecida: De que el pan pita y unas mini baguettes que cociné me salieron ricas.

Lee. Escribe. Crea.
Karen.

Facebook
Twitter
LinkedIn