Boletín #53 ¡A ponerse al día! Te recomiendo: escritoras mujeres

Querido amig@:
 
     Escribo envuelta en un aura de “lo logré”, porque hace unos días terminé de reescribir un capítulo muy difícil y largo de mi nueva novela. Lo tuve que dividir en dos porque sumaba cerca de ocho mil palabras. ¿Cuánto llevaba modificando este capítulo? Cerca de un mes y medio, y lo único que me dio resultado para avanzar fue encerrarme hace dos semanas en el sur y luego  en mi taller. Al finalizar sentí  que mis neuronas se habían agotado. Además que estaba tan concentrada que había dejado muchísimos pendientes y ya me estoy nivelando con lo mío.

Tuve el privilegio de avanzar en mi segunda novela con esta vista

Ahora estoy en Puerto Natales porque extendí la estadía, además que me reuní con mi marido. El objetivo: encerrarme a Te cuento que me inscribí en un taller de lectura dictado por Montserrat Álvarez titulado “Grandes escritoras del siglo XX” impartido bajo el alero de la Universidad de los Andes. No pude asistir a la primera sesión pero la vi después, la próxima la podré realizar en directo. Vamos a comentar dos textos: uno de Marta Brunet y otro de Samanta Schweblin (ojo, gran autora contemporánea) y Brunet es Premio Nacional de Literatura (Chile).

Marta Brunet, escritora chilena y Premio Nacional de Literatura
Samanta Schweblin, escritora argentina


Como el último episodio de Espiral entrevisté a la escritora argentina Claudia Piñeiro, se me ocurrió dejarte un par de recomendaciones que ella hizo hace poco en su columna semanal de la Radio argentina Convos sobre libros y películas:

1. Novela: “Transradio” de Maru Leonhard. Se trata de una mujer que vive con su padre y encuentra una llave de la casa familiar de su infancia. Decide regresar ahí y se abre a una serie de remembranzas. “Todos esos recuerdos van armando su historia anterior del pasado, del recuerdo, para que ella pueda recomponer el presente”, dijo Claudia Piñeiro.

«Transradio» de la autora argentina Maru Leonhard

2. Serie: “Las cosas por limpiar”, tiene una estructura de diez capítulos en Netflix y se basa en el libro “Maid: Hard Work, Low Pay, and a Mother’s Will to Survive” de Stephanie Land. La historia se basa en hechos reales de cuando la autora trabajó limpiando casas, es una historia de denuncia. Claudia Piñeiro dice en la columna: “La serie es sobre una madre que deja su casa porque el marido era violento y no se hace cargo de nada. Pero se va de manera inadecuada para la ley, entonces el tipo puede denunciarla. La serie es como si fuera una carrera de obstáculos para que esta chica pueda salir de esta situación, donde se mezcla la indigencia, la lucha con la burocracia y dificultades para conseguir empleo”. Les confieso que yo vi un poco de la serie y me gustó, pero no quise seguir adelante. ¿Por qué? simplemente no estoy con ganas de ver cosas tristes y preocupantes. ¿Te ha sucedido?

Serie «Las cosas por limpiar» («Maid»)  

“Maid: Hard Work, Low Pay, and a Mother’s Will to Survive» de Stephanie Land

3. Película y libro: Por último Claudia Piñeiro recomendó “Distancia de rescate”, (Netflix). La trama es de una madre obsesiva que no puede dejar de controlar a la hija. Lo hace de una manera particular, mide la distancia que tiene con ella para salvarla en caso de que le suceda algo. Ojo, aquí de nuevo se nos vincula a Samanta Schweblin, pues la película se basa en su exitosa novela homónima. La protagoniza Dolores Fonzi y dirigida por Claudia Llosa, sobrina del escritor Mario Vargas Llosa. Es una gran novela, yo la leí hace unos años y la recomiendo. Es inquietante, no he querido ver la película pero de acuerdo a Piñeiro: “Es tremendamente inquietante, todo el tiempo tenés una sensación de extrañamiento. Es bellísima en imágenes”.

Tráiler de «Distancia de rescate»

Así me despido con buenas recomendaciones. ¿Has visto o leído algo de lo que sugirió Claudia Piñeiro? Y si quieres saber otras, en la transcripción de la entrevista Espiral #55, hay más.

Algo que aprendí: Uno de los grandes problemas de los incendios forestales es su propagación. Un factor es el viento, pero otro son las raíces de los árboles. ¿Por qué? Las raíces forman bajo la tierra una gran carretera, como cientos de uniones conectadas y por ende, si se quema un árbol hasta lo más profundo, el fuego se propaga.

Estoy agradecida: De tener el yoga en mi vida y a mi profesora Carolina Ramírez (@carolinaramirezyoga en Instagram) que me ha enseñado una buena práctica y a recuperar espacios de silencio.

Lee. Escribe. Crea.

Karen.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn