#52 Consejos para volver o iniciarte en la escritura

Escuchame en:

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

🎧 Escucha mi podcast aquí 👇

Hola, hola ¿cómo estás? Soy Karen Codner, escritora y periodista. Te doy la bienvenida al capítulo 52 de Espiral, tu podcast sobre literatura y creatividad. Hoy justamente voy a combinar estos dos aspectos dedicando el programa a los que quieren escribir o recuperar el oficio, y todo, fácil con ejercicios que te aseguro no te intimidarán. Más que ejercicios son tips, consejos diría yo. Acabo de lanzar a la venta un pequeño libro que se llama “Cuaderno de escritura: escribo con estos ejercicios” y aquí hago un adelanto. Lo estoy vendiendo directamente en mi página web  www.karencodner.com o en algunas librerías incluso en Santiago.

Cuaderno de escritura: escribo con estos ejercicios

Recuento personal

Gracias a muchos. Primero a mis alumnas del taller presencial “Mamma Mía” en Rita Roux. Ellas son las responsables de una alegría profunda en mi corazón. Sigo con las gracias. A Julia Hamor que me escribió al correo electrónico recomendando “Girl” en Netflix y además su interés por sumarse a “Mamma Mía” pero el otro año cuando el Covid sea historia. Ojalá Julia sea así. Además me contó sobre sus ganas de comenzar a escribir. Gracias a los que escucharon el último capítulo de Espiral con la entrevista a Maite Alberdi y los diversos comentarios que fueron muchísimos en redes.

Girl de Lukas Dhont

En el boletín que mando dos veces al mes (ojo si no eres suscriptor anda a mi página web y te puedes suscribir) ya he adelantado lo intensa que está siendo mi vida porque estoy en plena época de festividades judías. Ahora mismo estamos en la mitad de Sucot, una fiesta muy linda y simbólica que busca conectarte con la simpleza y la conexión. En mi casa tenemos un quincho y allí armamos lo que se llama la Sucá, lo que es una especie de ramada, como las fondas chilenas. Allí  hacemos las comidas por ocho días. Y es muy lindo recibir a los invitados y tomarse el tiempo de compartir con ellos y claro comer rico. Eso hemos hecho, un día compré hamburguesas con papas fritas, otro hice unas fajitas de carne y pollo. Comida sencilla, lo importante es disfrutar de este tiempo. Cuando estés escuchando este capítulo estaremos a punto de cerrar el ciclo con la última festividad que se llama Simjá Torá, es decir, la alegría de la Torá. Yo sé, lo tengo súper claro que son palabras extrañas, pero básicamente esta fiesta se vincula nuevamente con la felicidad, que he hablado en otros capítulos que es recibir la Torá que es el antiguo Testamento.

Estamos en la mitad de Sucot, la penúltima festividad judía de este ciclo.

Ahora te invito a sumergirte en el mundo de la escritura y con algunas ideas que propongo en este “Cuaderno de escritura; escribo con estos ejercicios”. Los ejercicios que te propongo los puedes desarrollar donde quieras: en un cuaderno, en el computador o en el teléfono o en una muralla haciendo grafitis. Ojo allí no me meto, son libres y a tu gusto, una guía, más que una imposición.

1. Conócete: Antes de escribir, te propongo que te conozcas. Porque en la vida y sobre todo al momento de incursionar en la escritura, es importante saber cómo uno es. Algunas preguntas que hago en el “Cuaderno de escritura” ¿me imagino escribiendo toda la vida? ¿cuáles son mis principales motivos para escribir? ¿por qué escribo?

2. Escritura libre: Esto es simplemente escribir sin un norte, por el mero hecho de disfrutarlo. Para mí es lejos lo que menos me cuesta, incluso podría hacerlo por horas. La escritura libre es una excelente forma de ejercitarse sin buscar la perfección, es la escritura más pura. Escribe lo primero que se te venga a la cabeza, no importa si tiene sentido, si te gusta, si no te gusta, si cambias los tiempos verbales ¡qué libertad más preciosa!

3. Personajes: aunque te cueste creerlo, hay técnicas para crear personajes inolvidables. Lo más importante es que sean imperfectos, es decir, como cualquier ser humano, como tú, como yo, como el vecino, donde tengan momentos “estelares” y otros más “bajos”. Es decir seres complejos. Si las personas que propones son demasiado malas o demasiado buenas no podrás generar un texto memorable. Una cosa importantísima es que los conozcas al revés y al derecho, lo que es muy distinto, ojo,  a poner todo en la página. Es decir, puedes saber a qué colegio fue, su comida preferida o su hora de dormir, si es un cascarrabias, si le gusta darse duchas largas, pero decir todo sobre él o ella sería una calamidad. E.M Forster, un gran novelista, ensayista, y libretista británico postuló en “Los aspectos de la novela”: “el personaje es real cuando el escritor sabe todo acerca de él”.

4. Leer: parezco una obsesa pero no me canso de repetirlo, si quieres escribir, aunque sea por hobby, debes leer y mucho. ¿Qué es mucho? No, ni idea, pero esto se puede medir de acuerdo a ti mismo, en la relevancia que la lectura tiene en tu vida. ¿Cuánto lees en una semana? ¿en un día? ¿piensas en lo que lees? ¿eres un lector o una lectora pasiva? ¿te atreves a incursionar en literatura disímil, es decir, ya sea ficción, no ficción y ciencia ficción? Créeme nunca se lee demasiado, o sino pregúntales a mis hijos.

5. Diálogos: Aquí solo te puedo decir que debes escuchar más que hablar. Esto se vincula a tener los oídos abiertos, me imagino como unas flores que están en plena floración, donde sea y cuando sea. Los diálogos son esenciales para el dinamismo de una buena historia. Algunas claves para ello es: debe imitar el lenguaje oral, no debes sobre explicarte, busca sorprender, está en función de la historia y los personajes, es decir, no digas lo mismo que dices en el texto, ni viceversa.

6. Suspenso: Ojo aquí no me refiero al tipo suspenso de una película de terror o un thriller sino que a la simpleza de querer saber más, de involucrarte tanto en la historia que no puedes para de leer. Si eres un buen lector o lectora entiendes perfectamente a lo que me refiero. Esto es lo contrario a un texto plano o donde se sobre explica cada escena. Hay una cadencia, un ritmo en que paulatinamente, se va develando la trama.

7. Crear mundos: Con esto me refiero a que el entorno donde transcurre la historia sea al servicio de la credibilidad de la misma, es decir, si es una narración de época, supongamos del siglo XVIII no podemos poner el telegrama que el personaje recibe un telegrama, o si transcurre en la década de los ochenta que los personajes tengan computadores personales o teléfonos celulares. Todo debe estar en servicio de la credibilidad, un pequeño detalle puede hacer caer ¡pum! una excelente historia ¡sé cuidadoso!

Estos siete puntos son algunos de los aspectos que abordo en el “Cuaderno de escritura” pero hay mucho más ahí, porque además del marco teórico hay varios, varios ejercicios que apuntan a desarrollar cada aspecto. Algunos son tan sencillos como por ejemplo: escribe un cuento que comience con la palabra “taza” y uno que termine con la palabra “pan” o más sencillo todavía, escribe mientras dura una canción.

Al final del libro hay varias citas de escritores que me marcaron para escribir más y mejor. Por ejemplo Lydia Davis postula que es importantísimo observar el entorno, lo que yo te dije, lo que  hacen otros. La escritora argentina, Hebe Uhart hizo un decálogo para los que van a escribir y uno de sus postulados es “no hay escritor, hay personas que escriben” y uno memorable de su decálogo “el primer personaje es uno mismo” ¡Bravo, hermoso!

Lydia Davis
Hebe Uhart

Este “Cuaderno de escritura: escribo con estos ejercicios” nace de una iniciativa mucho más modesta, cuando hace un par de años impartía el taller de escritura creativa para adolescentes, se me ocurrió regalarles a mis alumnos -antes del verano- una serie de consejos y de ejercicios. Algo sencillo, pero que se convirtieron en la base para este libro que hoy estoy lanzando. Me demoré casi dos años en publicarlo, no sé, entre el diseño, afinar los detalles y varios proyectos paralelos. Por fin hoy, septiembre del 2021 puedo decir: tarea cumplida. En parte porque solo puede tener vida este cuaderno de escritura si tú lo tienes en tus manos y te lanzas a escribir. Cuéntame, cuéntame por favor, porque no hay nada mejor que hacer feliz a otro ¿o me equivoco?

Hasta aquí llego hoy, creo de verdad que este “Cuaderno de escritura” te puede conducir a un mundo insospechado de alegrías y de auto conocimiento. Además de momentos estelares como diría el gran escritor austríaco Stefan Zweig. Lo puedes comprar directamente en mi página web www.karencodner.com con despacho a tu casa.

En dos semanas más tendré un invitado así de estelar, el gran físico y escritor Andrés Gomberoff. Te espero, lee, escribe, crea. Chao.