Boletín #62 ¿Y si nos atrevemos ?

Querido amig@:

    Estuve unos días en Miami y por fin me animé a visitar lo que se conoce como Wyndwood Walls. Me lo habían recomendado pero no pensé que valía la pena. La verdad es que fue una grata sorpresa. En el 2009 Tony Goldman creó este espacio cultural con el fin de acercar el arte callejero y el grafiti a un público que no acostumbra a visitar los museos. Además revivió el sector alicaído, con bodegas en desuso, lleno de pandillas y drogadictos.  

El Miami Art Basel que comenzó en los años setenta,  fue determinante para lo que vendría después con Godlman. También las más de setenta galerías de arte contribuyeron a sanar el área. Pero como suele suceder, los pequeños negocios y espacios artísticos fueron víctimas de la gentrificación, o sea, de la construcción de grandes edificios y con ello a los arriendos subieron de precios  y no pudieron continuar con la labor artística. Pero Goldman pudo más que todos y con su visión y arrojo dio una segunda vida a un barrio al que nadie quería visitar. 

Una grata sorpresa fue conocer «Wyndwood Walls»

El sitio web de Wyndwood Walls es precario y está orientado a vender propiedades más que a exhibir las obras artísticas y su historia.  Pero su cuenta en Instagram @wynwoodwallsofficial es interesante, y si uno se va al linktree la información que se despliega es de mejor calidad. También encontré este sitio que me gustó más que el oficial y  allí, si te quieres informar con más detalles, quedarás más satisfecho. 

¿Con qué te conecta esta escultura?

Scott Froschauer es uno de los artista visuales que exhibe en Wyndwood Walls.  Me encantó su propuesta, sencilla y potente. Estudió ingeniera teórica en lingüística, ciencia y programación. Además trabajó en diseño en lo que se define «realidad no ordinaria», ¿me ayudas a descifrar lo que es? 

Scott Froschauer explica por qué trabaja con las señales de tránsito

«The word on the street»  (“La palabra en la calle”) 
Es uno de sus proyectos emblemáticos y consiste en transformar las señales de transito de connotación negativa -el disco pare, no entrar, wrong way (sentido contrario)-  a un mensaje positivo. 

 “Uso los materiales y el lenguaje de la calle, y cuando las señales de tránsito son negativas como ‘pare, no entre, sentido contrario’ las reemplazo por afirmaciones positivas. Mi trabajo con ‘Las palabras de la calle’ buscan darnos algo que que está perdido visualmente en nuestro día a día. Me gusta imaginar que alguna persona va caminando y pasa por uno de estos signos de tránsito y asume que tienen el típico y mundano aviso de advertencia hasta el momento que reconocen que es otra cosa, algo fuera de lo ordinario”

Scott Froschauer

Ojalá hayas disfrutado este boletín tanto como yo, porque admiro profundamente a quienes tienen el arrojo y las dotes para cambiar el mundo por medio de la creatividad. ¿Y si nos atrevemos? 

Lee. Escribe. Crea.
Karen.

Facebook
Twitter
LinkedIn