Lánzate a escribir con 7 ejercicios para cada día de la semana

¡Bienvenida nueva década!  Increíble, de verdad. ¿Cómo llegamos a los primeros 20 años del siglo XXI? Si pienso en todo lo que he cambiado durante estos veinte años podría escribir un libro. Para comenzar el año con ideas creativas les propongo 7 ejercicios para iniciarse en la escritura creativa para cada día de la semana

Máximo volumen de escritura creativa en el 2020

Estoy convencida que todos podemos escribir. Hay distintas maneras. Ya sea con frases cortas y precisas. Párrafos largos. Hasta con  con dibujos.  Todas son formas de expresarse y de dar rienda suelta a la creatividad.

7 ejercicios para iniciarse en la escritura creativa: diálogos + descripción 

Primer requisito: Cuaderno y lápiz, 

# 1: al despertar y antes de dormir, descripción (viernes)

Tu cuaderno va contigo donde vayas. Dos veces al día escribe lo que ves.

 # 2: diálogo en un café (sábado)

Siéntate en un café  con ese cuaderno y escucha las conversaciones ajenas. ¿Qué te sorprende?

Esta es una gran técnica para escribir buenos diálogos. La mejor forma de hacerlo es escuchar con atención las conversaciones ajenas. Esto no es con el afán de ser entrometido, sino para aprender cómo nos comunicamos.

Muchas veces tendemos a sobre escribir.

 # 3: Sin teléfono en el metro (domingo)

Ya sea en la micro, en el auto de copiloto, en el metro. No pierdas esta gran oportunidad. Una excelente manera de hacer buenas descripciones es viajar y observar el entorno. Para eso es menester olvidar el teléfono porque o sino vas a estar esclavizada con la comunicación de WhatsApp, Instagram y todo eso.

Mi sugerencia es subirse en una estación de metro tranquila y terminar en una de las más concurridas. Por ejemplo en Los Domínicos y llegar hasta Pajaritos. Este ejercicio te hace más perceptiva y te abre a nuevas ideas, descripciones y sensaciones.

¿Cómo es el ambiente? ¿Qué tipo de personas ves? ¿Qué hace la señora con el hijo? Describe su ropa.

 # 4: combina diálogo y descripción (lunes)

Vuelve a lo que escribiste el primer día y segundo día. Crea una historia incorporando lo que hiciste. Ojalá puedas sumar ideas. Es el punto de partida para tu viaje de escritora.

 #5: técnica con Anton Chejov y diálogo entre amigas (martes)

Ahora te voy a señalar los aspectos fundamentales para crear un buen diálogo.

Uno de los grandes escritores de la literatura universal fue Anton Chejov. Él no solo fue un gran cuentista sino que logró retratar muy bien las complejidades del ser humano en situaciones cotidianas. Por eso sus diálogos son inolvidables. El 18 de enero publicaré los consejos a un escritor de cuentos por Chejov y en marzo, sus comentarios sobre la literatura. Los mantendré informados.

Les propongo que lean este extracto del cuento El teléfono de Anton Chejov. Es un excelente ejemplo para entender lo que es un gran diálogo.

El télefono

“Operadora. ¿Puedo ayudarlo?”, dice una voz de mujer.

“Comuníqueme con el Hotel Slavyansky Bazaar”.

“Conectando”.

Después de tres minutos escucho un repique… Pego el auricular a mi oreja y oigo un sonido de un carácter todavía indeterminado; como el viento soplando, u hojas secas dispersándose por el piso… Alguien parece estar susurrando.

“¿Tiene habitaciones disponibles?”, le pregunto.

“Nadie está en casa”, replica vacilante una pequeña voz infantil. “Mami y papi fueron a ver a Serpahima Petrovna y Louisa Frantevna ha contraído gripe”.

“¿Y quién eres tú? ¿Eres del Hotel Slavyansky Bazaar?”

“Soy Seryozha. Mi papi es doctor. Ve a las personas por la mañana”.

“Ah. Escucha, dulzura, no necesito un doctor. Quiero el Slavyansky Bazaar”.

“¿Qué Bazaar?” (Risa) “¡Ahora sé quién eres. Eres Pavel Andreich. Nos llegó carta de Katya!” (Risa). “Ella va a casarse con un oficial. ¿Cuándo vas comprarme algunos pantalones?”

Cerré el teléfono y después de diez minutos intenté de nuevo.

“Con el Slavyansky Bazaar”.

“¡Al fin!”, replica una voz ronca, grave. “¿Está Fuchs contigo?”

“¿Quién en la tierra es Fuchs? Yo quiero el Hotel Slavyansky Bazaar”.

“Estás hablando con el Slavyansky Bazaar. ¡Eso es maravilloso! Podemos concluir todos nuestros negocios hoy. Estaré aquí. Hazme un favor y ordéname una porción de esturión condimentado con especias. Todavía no he almorzado”.

Si lo quieres escuchar…

Este es un diálogo que sin oraciones largas ni sobre información, pero nos permite entender cómo nos comunicamos. Es una serie de mal entendidos y nos divierte. Le creemos.

Basado en esto escribe un diálogo de una conversación telefónica entre dos compañeras. Busca crear tensión, mal entendidos, algo que nos sorprenda. Para que sea interesante agrega un elemento que impida la comunicación fluida. Por ejemplo, justo cuando una de las mujeres dice el nombre de su amante, una bocina se escucha. La otra amiga no escucha el nombre. ¿Quién es? No te escuché. La comunicación se corta. Se ha perdido la señal.

Te daré otro ejemplo:

Dos amigas hablan por teléfono.

-¿De verdad?  Dice rápida Andrea mientras recoge una hoja del suelo

–Aha

–No lo puedo creer, ayer lo vi  y se veía tan…

–¿Normal cierto? Pregunta Margarita mientras enciende el tercer cigarrillo de la mañana.

–Margarita, me dijiste que lo habías dejado ¡no lo puedo creer!

Se produce un silencio. Solo se escucha el sonido que emite Margarita. Su tos es insoportable.

La línea queda desocupada.  

Si te das cuenta en este diálogo con pocas palabras nos enteramos de:

1. Dos amigas hablan de un tercero que al parecer algo grave le sucede.

2 El foco cambia cuando Margarita enciende el 3r cigarrillo. La reacción de Andrea nos alerta. Al parecer Margarita es más que una simple fumadora.

3. El final es abrupto. Nos quedamos con ganas de saber más pero estamos imposibilitados.

Justamente estas situaciones de diálogo son las mejores porque enganchan a la lectura.

 # 6: la anciana, descripción (miércoles)

Una anciana en su silla de ruedas. Ella observa una rosa que recién floreció. Esboza una sonrisa. ¿Cómo es? ¿Sus dientes? ¿Labios? ¿sus manos?

 # 7: cierre con descripción y diálogo

Ha llegado el último ejercicio y hoy te invito a conjugar lo que has hecho en un solo texto.

Tus personajes serán: las dos amigas y la anciana.

Ocupa dos descripciones que hayas realizado durante la semana.

Las dos amigas se reúnen para visitar a la anciana que observa la rosa. Mientras caminan, las amigas comentan sobre una película que vieron la noche anterior en el cine. Se acercan a la anciana, que es la abuela de una de ellas. Al acercarse algo sucede….

¡Felicitaciones! Lo lograste con los ejercicios de escritura creativa para cada día de la semana

¡Felicidades! Una semana completa de escritura creativa. ¿Me dejas un comentario con tus sensaciones? ¿cómo fue escribir 7 días?

Comparte este artículo en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin