Creatividad positiva hoy en Chile

Hoy les dejo lo que hablé en el 3r episodio del podcast Celular: un llamado a la creatividad.


KC-llamado.png

Estoy grabando este capítulo martes 29 de octubre. Es una tarde nubosa aquí en Santiago, pasé toda la mañana en el centro de Santiago. Fue una experiencia bien particular porque me imagino que estamos todos sumidos en los mismo. En esta ola de sin saber hacia dónde vamos, qué va ha suceder. Este no es un programa político, pero me he sentido en la necesidad de compartir con ustedes estos pensamientos, creatividad positiva. Necesidades. Porque de verdad esto nos afecta a todos por igual.

 

Partí en la mañana al centro a un barrio precioso. José Victorino Lastarría. ¿Qué les puedo decir? Ya se estaba aglomerando la gente pero sobre todo los grafitis. Esa violencia verbal y no verbal. Esa violencia que va contra lo tuyo. Contra tu ciudad, contra  lo que hemos construido. Y de un día para otro mi Santiago cambió.  El tuyo también.

 

Nuestros planes han cambiado. Nuestra agenda ya no sabemos. Estamos sumergidos en mundo distinto, súper distinto. Entonces me pregunto ¿cómo vivimos los que somos sensibles,  a veces demasiado empáticos, asustadizos digo,  estos tiempos de crisis?

 

Vamos a reflexionar sobre ello en el show de hoy en este 3r capítulo de Celular pero con una mirada creativa, positiva, en algo que nos inquieta en algo más grande que nosotros mismos.  Aquí hay una necesidad de tener un espacio de reflexión. Los artistas somos muy sensibles. Dudo que exista un pintor, un escritor, un músico que no lo sea. Esta sensibilidad para que dé frutos debe ser utilizada de manera correcta, buena.  Pues de otra forma nos enfermamos, nos sentimos tristes. Perdidos. Tenemos que escucharnos,  necesidades de expresión es una condición básica para personas altamente creativas. Ojo, solo que algunos les puede costar más o menos.

 

La semana pasada publiqué en el blog con algo que he tenido una súper respuesta. La verdad ha sido algo que me ha impactado. Un post relacionado con un libro súper lindo, significativo, sencillo que todos lo deberíamos leer. Si bien está dirigido a niños, adolescentes, para adultos, viejos.  Es El pájaro del alma es sencillo pero muy sabio. El pájaro del alma tiene varios cajoncitos y cuando necesita abre cada uno. Así tiene uno para la alegría, otro para la rabia y el enojo. Para la tristeza. Hoy los invito a que cada uno se conecte con este pájaro que revolotea en Chile.

 


el-pajaro-del-alma-1.jpg

A cada uno de nosotros nos remueve, nos está removiendo lo que sucede. Ya sea  por la violencia, por la incertidumbre. Por la necesidad de conectarse. Por el cambio en estilo de vida. Podría nombrar mil y un motivos. Por las marchas.  Por los gestos de solidaridad. La incertidumbre. Por las demandas. Por las necesidades. Es como  una bomba donde se concentran un sinnúmero de emociones.

¿Qué es lo que te desvela? Escucha tu interior

Pero meditemos un poco. Porque si olvidamos nuestra alma, como dice el escritor japonés Soseki “dejamos de saber quiénes somos”.

 Por eso,  debemos que escucharnos. Reflexionar y tener una creatividad positiva. Entregar. Jhumpa Lahiri es una escritora que admiro. Ella también postula que debemos escucharnos. Pero escucharte a ti mismo. A lo que te inquieta.  Te desvela. ¿Por qué que te desvela?  Dice que cuando no lo hacemos nos  vamos asesinado paulatinamente.

¿Cómo enfrentar este período que está tan saturado? ¿Dónde encontramos la expresión para estas necesidades creativas y las angustias también?

Les voy a dar consejos, actividades, tips, ideas como ustedes quieran llamarlo. Súper práctico. Pero antes y lo vuelvo a decir, quiero entender a través de la creación, quiero escuchar al alma. Quiero que esa alma, esos sentimientos profundos que tenemos cada uno, no se pudran. ¿Saben cómo se pueden podrir? Dejándolos ahí, sin escucharlos, sin hacer algo con ellos. Se  pueden convertir en rabia, en odio. Las personas que somos súper creativas necesitamos encontrar esos canales. Pero estoy segura que cada uno ustedes también, porque todos somos creativos. ¿Es exclusivo de los artistas la creatividad? No, no, no y más no.

  

Mira lo que dice Jhumpa Lahiri: Si quiero entender lo que me afecta, lo que me confunde,  lo que me angustia, en suma, todo lo que todo lo que me hace, reaccionar, tengo que ponerlo en palabras. Para ella,   la escritura es su única manera de absorber y ordenar la vida,  porque de otra forma dice ella estaría presa de la consternación. Viviría alterada.

 

Coincido en un 100 por ciento con lo que dijo Víctor Fromm en 1959 : “La creatividad no es una cualidad de la que estén dotados particularmente los artistas y otros individuos, sino una actitud que posee cada uno de nosotros”.

 

Y miren lo que dice  Matisse. Es el gran un pintor de formas súper sencillas, con un trazo limpio y de colores directos: “Crear es expresar lo que se tiene dentro de sí”.

Queridos amigos, hoy en Celular podría seguir citando a miles de artistas, pero te  cito a ti. Conéctate con tu pájaro del alma. No tengamos miedo a expresarnos. De poner en diálogo con nosotros mismos nuestras necesidades. De no encerrarnos. Abrirnos. Busca tu canal.  

 

Para mí, lo más fácil es escribir. Aunque sea sin una estructura ni norte porque el simple acto de sentarme al frente del computador o de una página en blanco me ayuda. Otra herramienta que me es útil es la lectura. Cuando leo, sueño, vuelo por tierras lejanas, del aquí y del ahora. Pero estoy en silencio.

 

Creatividad positiva para desconectarte un rato

1. Atrévete a escribir en un cuaderno lo que más te ha impresionado durante las últimas 24 horas.

Tus sueños y tus temores.

Escribe sin parar.

Cuando termines, verás que te sientes más liviano. Acaso ¿no te pasó cuando era bien chico ibas donde  tus papás con una preocupación, con un llanto, una rabia y se lo contabas y de pronto pap todo el problema  evaporó? Esto es lo mismo.

 

2. Escucha música. ¡Qué más simple que eso! Pero no la escuches así caminando. Ojalá que puedas ir a tu parque. Al rincón de tu pieza.  En tu jardín. Cierra los ojos. Apoya tu espalda  y escucha esas melodías, ojalá sinfónicas, suaves. Conéctate con tu respiración.

 

3. Busca un escritor ajeno a la contingencia. Con una prosa linda, sencilla te ayudará a sumergirte en otro mundo. Vuela ese otro mundo. A mí me sirve tanto Stefan Zweig en sus novelas. Isaac Bashevis Singer con sus tremendos personajes sencillos directos que nos llegan profundamente.  Los cuentos de Katherine  Mansfield. Son una delicia  y de Clarice Lispector. Venla, revísenla, descúbranla. Jhumpa Lahiri con su libro en italiano que se llama en  Sobre todo en otras palabras ¡qué cosa más linda!

 

>
“Me convierto en mis palabras y éstas se convierten en mí (cuando escribo)…

la imperfección propicia la invención, la imaginación, la creatividad; estimula. Cuanto más imperfecta, más viva me siento”.

— Jhumpa Lahiri

Por eso no busques tanto ser perfecto. Ni lindo ni coherente.

Ábrete. Escribe. Muchos me preguntan cómo. No hay que pensar ni exigirse. Entonces, esto es un proceso de expresión y de sanación. ¿Por qué en tiempos turbulentos, tan distintos cobra esta importancia la creatividad y la ficción?  Salirnos de la no ficción y de la biografía. Porque es una excelente manera de comprender  a un otro. De introducirnos en mundos lejanos y lindos.

 

Te digo de verdad. Anda, ve, escribe, pinta, canta. Ábrete a otras actividades.

Más actividades de creatividad positiva: expresa

 4. Pinta mándalas. Expresa en colores tus sensaciones. Date el tiempo de desligarte de la contingencia. Deja bien, bien lejos el teléfono, bien lejos teléfono. Ojalá lo tires a la piscina de agua fría y se hunda un rato. Yo tengo el mismo problema, como tú y todos del teléfono, las redes sociales, el WhatsApp, el email. Aprovecha los días de calor. Busca el rincón en el parque. En tu casa. En tu café. Colorea. Si eres bueno dibujando, que a mí me encantaría, hazlo. Y si quieres ir directo a pintar, mira lo que te ofrece Johanna Basford.

 

5. ¡Y esto es tan sencillo que a veces se nos olvida! Comunícate con otros. Pero ojo, no virtualmente, de cara a cara. Date esa pausa. Tómate el café, cómete el pedazo de torta, quizás, no será tan mal. Porque en ese acto de comunicación uno comienza a vivir de otra forma. Ríete un rato. Mira una serie en Netflix. Permítete ser más liviano.

  


creatividad.positiva.jpg

6. Cocina con tu hija, tu hijo, con tu mamá, contigo mismo. Y cocinar rico, no te pierdas a El mundo de dulcinea con mi amiga Claudia Varleta y de Polin en la cocina)

 

7. Otra excelente forma de sacar de adentro los pensamientos es salir a caminar. ¿hace cuánto que no lo haces? Virginia Woolf lo hacía a diario. Muchos escritores. Fíjate en estas flores maravillosas que tenemos en primavera. O en ese niño o niña que está aprendiendo a andar en bicicleta. Ándate  a la plaza y fíjate en ese niño que está aprendiendo a andar a caminar y se tropieza con el ripio, llora y busca a su mamá. Pucha qué más sencillo y noble hay en eso.

8. No te olvides de abrazar. Abraza a alguien hoy.  El contacto humano hace maravillas.  

9. . Son súper actos. Agradece, agradece porque tuviste agua hoy. Agradece porque estás escuchando este podcast. Agradece. Busca estos espacios.

10. Estas cosas que son súper sencillas. Camina a pie pelado sobre el pasto. Tírate sobre el pasto y busca las estrellas, si es que las encuentras. Todos estos sencillos actos dan un recreo a las preocupaciones porque nuestro pájaro del alma necesita que lo escuches.

 

11. Si de todas estas tengo que elegir, me quedo siempre con la escritura. Este, te digo la verdad, es un gran momento para comenzar un diario personal con tus reflexiones. Es tu espacio privado nadie te va a censurar no tienes que discutir ni ser el más inteligente ni el más informado. En este diario privado te vas construyendo y construyendo una sociedad. Y tu mundo. Los espacios sagrados los necesitamos los seres humanos. Vamos, recupéremoslos.

12. ¿Qué te parece eso? Si eres buena para la introspección, medita un rato. Siente tu respiración. Si crees en Ds comunícate con Él. Y si no, mira la naturaleza. Pero busca algo que sea sagrado, que no esté invadido por la violencia, con esos grafitis horribles.  No levantes más fortalezas a tu alrededor porque tu pájaro del alma corre peligro.

13. Busca la paz, porque la paz es en verdad la única manera que vamos a poder vivir y progresar. Necesitamos la paz, soy la paz. Hasta el momento no hemos encontrado otra forma. Por ahí anda dando vuelta un hashtag ¿lo viste? Acuérdate no vives solo, ni yo vivo sola. Somos  parte de algo grande. Todos podemos aportar. Si algo he aprendido y sigo aprendiendo en cada momento es que la creatividad puede convertirse en un demonio. La frustración y la ausencia de canales creativos nos puede hacer sufrir. Yo soy afortunada. Encontré las letras para manifestar mi alma. Mis deseos.


book-pages-chapter-dark-5834_opt.jpg

En esta sucesión de hechos, de libre albedrío, ocúpalo inteligentemente, construye  sueños y realidades.  Todos podemos. Dale un sentido a lo que sucede. Trascendental. Cada uno en su justa medida puede contribuir. Si sientes un tapón dentro de tu alma, puedes abrir un pequeño orificio de luz.

Crea imperfectamente, pero crea positivamente

Convirtamos nuestros delirios, anhelos y sueños en un espectáculo de creatividad. De aporte a un mundo más conectado y pensante. Más dialogante. ¿Cómo te lo puedo decir? Estoy segura que todos podemos. Porque no podemos regirnos por la dictadura de las masas ni de las redes sociales, ni las fakes news, noticias falsas ¡para qué estoy hablando en inglés! Me carga eso. De los vídeos instantáneos, de lo que cree otro. Eso es tóxico. Cada uno de nosotros, tú, yo, el que va por la calle, el que me está escuchando, el que lo hará después. Todos tenemos un aporte. Exprésate. Crea esa imperfección, libera esa imperfección. Escucha tu alma. Comprendamos, cada uno tiene algo que aportar..

  

Cuéntame porque eso es parte del proceso de creación. Mucha gente me lo dijo la semana pasada. Me lo comentó por Facebook, por Instagram, por mensaje directo, por mi blog. Me ha impresionado. Hay una necesidad de algo, no sé de qué todavía. Lo estamos descubriendo. Esto es una aventura. ¿Sabes? Ojalá que cuando termines de escuchar este podcast seas un poco más feliz, más tranquilo. Hayas escuchado tu pájaro del alma. Un poquito.

Si crees que a alguien le puede ayudar, compártelo. Conversa. Dialoga. Ábrete a la creatividad. Espero que me comentes, que me des feedback. Y te espero pronto en otro capítulo de Celular: un llamado a la creatividad.

¿Qué haces hoy con tu creatividad positiva en este tiempo en Chile ? Cuéntame aquí abajo

Mira esto que escribí hace mucho sobre Trabajo y desconexión

Comparte este artículo en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin