Advertencia: la Filsa puede ser peligrosa

IMG_2464

    Ay queridos lectores, esta tarde estuve pensando en los lindos sombreros que algunas mujeres ocupan para protegerse del sol. Yo en cambio, me refugié en la Filsa (Feria Internacional del Libro), lo que fue una bendición (parafraseando a Toni Morrison con su novela Una bendición). Allí, en la que era nuestra antigua estación de trenes y que hoy se ha convertido en un polo de atracción cultural, la Estación Mapocho exhibía sus mejores ropas. Comencé directamente con las editoriales independientes, chicas y bien instaladas (al fin se las reconoce). Rápidamente compré pla novela recién publicada de mi amigo Luis Felipe Torrres El atolladero. (Chancacazo)

    A medida que me acercaba a la nave principal, el público iba en aumento. Muchos jóvenes se agolpaban en los mesones de Planeta o Penguin Random House en búsqueda de sus sagas (respondiendo a la pregunta de una querida amiga, hoy los chicos y adolescentes leen, más que hace diez años). A mi hijo adolescente le compré La logia, el record de ventas que escribió Francisco Ortega, casi 4 mil pesos más barato que en tiendas. Pero la joyita de la tarde fue la distribuidora de Fernández Castro con una selección impresionante de Anagrama, Siruela, Acantilado, entre varias y buenísimas editoriales (el precio, también impresionate). Cual niña de diez años ante un helado de chocolate, sucumbí. Ahí estaban autores dulces, tan elegantes y tan, tan difíciles de conseguir: Stephan Zweig, Joseph Roth o Danilo Kis ¡Cómo elegir!

IMG_2461 Además tenían una buenísima selección de Amelie Nothomb y por fin en Chile el reciente Premio Nobel, Patrick Modiano (compré la trilogía, espero comenzarla pronto). Mientras pagaba “mi helado de chocolate más caro del mundo”, pensé sobre el libro digital y esta feria (vamos opinen, ¿cómo será el futuro? ¿cómo leeremos en el 2030?  ¿cómo será la Filsa?).

    Si aún estás dudando de visitarla, te la recomiendo. Pero ojo, anda temprano este fin de semana porque seguramente todos los que dudaron ( como yo), ya se deben de haber enterado de lo buena que está.

Ten una lectura propia.

Advertencia 1: Este producto puede ser dañino para tú bolsillo, abstente en caso de que no  quieres gastar dinero o ya se te acabo el presupuesto de libros para este año, abstente, puede ser peligroso para tu salud.

Advertencia 2: Este producto puede ser dañino para lectores compulsivos de libros y con poca fuerza para llevar bolsas. No hay lockers para guardar las pertenencias.